El anuncio del rescate a la banca española no tuvo los efectos esperados en el mercado

Iván Bernal Marín - ibernal@larepublica.com.co

Horas de infarto vivió la economía europea el fin de semana, en víspera de que España aceptara un rescate de la UE para sanear sus bancos. Finalmente el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, confirmó el sábado la ‘intención’ del Gobierno de España de solicitar ayuda europea para recapitalizar las entidades financieras.

El Eurogrupo ofreció a España un tope de 100.000 millones de euros. Si bien el país ibérico aceptó que recibirá la ayuda, no ha confirmado la cifra acordada.

La aprobación del rescate a la banca española ha tenido efectos dispares. La agencia calificadora Standard & Poor´s dijo que mantendrá la calificación del país, actualmente en BBB+, con perspectiva negativa. Y la agencia Fitch rebajó en dos escalones la nota de los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA, hasta BBB+. Y mantuvo la perspectiva negativa, ante las previsiones de que la economía siga en recesión lo que queda de año y durante 2013.

El esperado efecto alcista del rescate financiero no ha durado ni una sesión en las bolsas. La confirmación de las ayudas para recapitalizar la banca no parece convencer a los inversores, según informa el diario Expansión. Se registró una euforia inicial que llevó al Ibex a ganar casi un 5%, hasta superar los 6.900 puntos; pero se fue diluyendo a media que avanzaba la sesión y la prima de riesgo escalaba. La rentabilidad del bono español subió hasta superar el 6,50%, frente al 6,02% que había marcado a primera hora de negociación.

En el panorama se mantienen las dudas. Incluso, Expansión reporta que hay analistas que hablan de un segundo rescate, mientras las miradas permanecen atentas a las elecciones griegas del próximo domingo. La UE estaría apuntando a ejercer un posible `corralito` en el país heleno, si decidiera salir del euro. El Ibex dejó más de 440 puntos desde los máximos intradía y cerró en los 6.516,40 tras un recorte del 0,54%.

En previsión del rescate, la bolsa española venía de marcar un pleno alcista en su mejor semana del año, con una revalorización del 8%. Así mismo, el acuerdo político para el rescate reforzó la cotización del euro por encima de los 1,26 dólares. Ante el anuncio de las ayudas, en el inicio de la jornada la deuda pública española dejaba el interés del bono a diez años a un paso de bajar del umbral del 6%, y la prima de riesgo bajó de los 470 puntos básicos.

La incertidumbre reapareció pronto, así como la aversión al riesgo. Expansión reporta que el euro ha perdido los 1,26 dólares y se mueve ya al filo de las 1,25 unidades; y la prima de riesgo de España no sólo ha borrado las mejoras de primera hora, sino que al final, ha cerrado en los 520 puntos básicos, cifra mucho peor que los 488 puntos de cierre del viernes. Desde Unicorp han precisado que 'la euforia inicial se está diluyendo en cuanto hemos visto que no se están produciendo compras de bonos españoles en la misma proporción en la que se está comprando renta variable. Y es que hay que dejar claro que no es un préstamo a la banca española, sino al Estado, y será el Estado el que deberá devolverlo. España hoy debe más dinero que la semana pasada'

La opinión

Luis De Guindos
Ministro de Economía y Competitividad española

'La recapitalización del sector financiero va a favorecer la recuperación de la economía española a través de la credibilidad de las instituciones'.

TEMAS


Europa