El apoyo de la UE a España depende de la imposición de las medidas de austeridad

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Las medidas de austeridad que ha impuesto el gobierno de Mariano Rajoy son un golpe duro para la sociedad y el crecimiento de la economía. Sin embargo, son esenciales para mantener el apoyo del resto de la Unión Europea (UE) y no seguir los pasos de Grecia.

Desde su entrada a la presidencia del gobierno como líder del Partido Popular, Rajoy ha impuesto medidas que buscan recortes en el gasto público y apuntan a una recuperación del sector laboral.

Entre los últimos decretos expedidos por el gobierno está la reforma de las condiciones del trabajo que tienen como objetivo que el sector productivo tenga más flexibilidad para despedir a sus empleados.

Esta reforma no fue muy popular y ayer los mayores sindicatos de España decidieron convocar a una huelga general para el 29 de marzo, después de no lograr un acuerdo con el Gobierno conservador.

'En esta ocasión la huelga no conseguirá su objetivo: no podrá hacer cambiar la reforma laboral del gobierno. El gobierno no puede ceder ante los sindicatos, porque la reforma puede contribuir a resolver los problemas económicos', escribió Rafael Pampillón, director de análisis económico de IE Business School, en el diario Expansión.

'Si España quiere seguir en el euro debe hacer las reformas económicas que la lleven por el camino del crecimiento y aumentar así la recaudación fiscal necesaria', apuntó

A pesar del factor de impopularidad de estas medidas, su función es también cumplir con los requisitos de la UE.

'España, al igual que Grecia, está en una encrucijada pues para seguir contando con la solidaridad de los demás países tienen que aplicar estar medidas fuertes', dijo Gonzalo Palau, profesor de economía de la Universidad del Rosario.

'Con mucho dolor e impacto para su población, España tiene que aceptar lo que le pidan. Las economías se van a resentir pero no hay otro camino', concluyó.

Sin embargo, para algunos analistas, este tipo de reformas que recortan gastos y aprietan el presupuesto son una cura peor que la enfermedad.

'Lo que propone el PP es una política de austeridad y eso en un estado de recesión no va a sacar al país de sus problemas fiscales', dijo Jorge Armando Rodríguez, director del CID de la Universidad Nacional.

'Estas medidas pueden ser contraproducentes ahora que tiene un desempleo de más del 20%. Lo que se necesita es un Banco Central Europeo más activo.

Sindicatos están insatisfechos con Rajoy
'Este Gobierno dijo que no iba a subir los impuestos y que no iba a abaratar el despido: si este Gobierno ha conseguido algo es lograr que no sea un elemento de autoridad que diga que no va a hacer algo', dijo Cándido Méndez, secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), uno de los sindicatos que convocó a la huelga general del 29 de marzo

'En la sociedad española hay incertidumbre, preocupación, y se instaló un elemento de desconfianza con lo que se está haciendo: es el Gobierno el que tendrá que reflexionar', agregó.

La opinión

Gonzalo Palau
Profesor de economía de la Universidad del Rosario

'España, al igual que Grecia, está en una encrucijada pues para seguir contando con la solidaridad de los demás países tiene que aplicar estar medidas fuertes'.

TEMAS


España