El Banco Central Europeo pidió mayor crecimiento pero no rebajó los intereses

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi dijo que para buscar alcanzar mayores crecimientos económicos en la región, los países deben ser contundentes en sus reformas y rápidos en sus acciones. Aun así decidió mantener las tasas de interés en 1%.

Aunque Draghi señaló 'si tu sistema bancario necesita acciones rápidas, tómalas', el presidente del BCE alejó la posibilidad de una disminución en la tasas de la zona euro, el mínimo en su historia y establecido desde hace 5 meses, porque está a la espera de los resultados de la última inyección de capital.

De acuerdo con lo que explicó Draghi ante el comité del BCE, el organismo espera 'una recuperación gradual' de la economía en el 2012, por lo cual es estima que los banqueros centrales no tienen intención alguna en reformar la tasa de interés.

Y aunque ya se han hecho pronunciamiento de inconformidad sobre esta medida, de acuerdo con los analistas el interés es lo suficientemente bajo, razón por la cual no se podría continuar con esta tendencia.

Vanessa Santrich, analista internacional de Ultrabursatil, explicó que las medidas del BCE ya son expansivas, por lo cual no debería generarse una tensión ante la decisión de mantener el interés en el 1%.

'Esta tasa es acorde con una política monetaria acomodaticia, que ya es laxa y genera un estímulo en la economía europea. Pensar que no lo hace es incorrecto' dijo Santrich y explicó que el BCE también trabaja en otros proyectos a través de los cuales se mantiene el apoyo a la economía de la zona euro.

A ello, Germán Nova, profesor de economía de la Universidad d Nacional, expresó que 'el porcentaje ya está muy bajo y no hay un margen de seguir reduciendo el interés'.

En su lugar, los analistas propusieron que las medidas del banco deben girar en torno a reconsiderar las medidas de austeridad en el tema de la inversión en lo público.

Santrich plantea que los bancos deben seguir tomando medidas para colocar en cintura los gastos de la región, los cuales son superiores a los ingresos. Y agregó que, aunque las medidas son necesarias por la crisis, 'la crítica va dirigida a si éstas son o no muy duras' para que los países de la región puedan cumplirlas.

Jairo Parada, economista de la Universidad d del Norte, piensa que 'la política del BCE es equivocada porque ha impuesto unas medidas de austeridad que lo único que hacen es aumentar la recesión y depresión en los países de la zona subterránea'.

Para Nova, el BCE 'no debería exigir la reducción del gasto público. Debe tratar que la medida sea mucho más lenta y que le permita a los gobiernos crear proyectos de generación de empleo'.

Para Parada, esperar a que la economía mejore es un riesgo en medio de una época de recesión. Es por ello que el economista plantea que el banco debe pensar en invertir en el sector público de los países.

'A través de los bancos de la región, se deben crear paquetes de gobierno bastante amplios para que los países se amplíen en el tema de infraestructura, gastos en educación, salud, capital social en general y demás programas para combatir el desempleo', dijo el experto.

TEMAS


Mario Draghi