El camino imposible de José Antonio Ocampo a la presidencia del Banco Mundial

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Si bien la nominación que recibió el exministro de hacienda colombiano José Antonio Ocampo para la presidencia del Banco Mundial (BM) es un reconocimiento para su carrera, las posibilidades de que sea elegido siguen siendo muy bajas.

Sorpresivamente, el economista caleño fue anunciado como candidato al máximo puesto de la institución internacional junto a la actual ministra de economía de Nigeria, Ngozi Okonjo-Iweala. Ambos tienen hojas de vida de amplia trayectoria tanto en sus países como a nivel internacional.

En un intento por confrontar la tradición del linaje de presidentes estadounidenses que ha tenido el Banco desde su creación en 1946, los países desarrollados decidieron proponer candidatos de otros países.

Si bien los 187 países miembros del banco se propusieron el año pasado tener unas elecciones más abiertas, lo más seguro es que el puesto sea para el nominado por parte de Estados Unidos.

Este país, cuyo candidato deberá conocerse mañana, posee la mayor parte de los votos y es casi seguro que contaría con el apoyo de Europa .

'Existe un acuerdo tácito, no escrito, el presidente del Banco Mundial será de Estados Unidos y el director de Fondo Monetario Internacional será europeo. Pero ya se quiere cambiar la tradición', dijo Andrés Molano, profesor de relaciones internacional de la Universidad del Rosario.

En efecto, al darse la destitución de Dominique Strauss-Kahn como director del FMI, se propuso al gobernador del banco central mexicano, Agustín Guillermo Carstens, como uno de los candidatos. Al final, la elección fue para la francesa Christine Lagarde, aunque Carstens contara con el apoyo de países como Brasil y China.

La importancia de la presidencia del BM es incuestionable. Esta institución es la principal facilitadora de dinero para las naciones más pobres y su director participará directamente en las decisiones más importantes sobre la política económica mundial.

'Es un privilegio para el país tener a Jose Antonio Ocampo como candidato. Es una persona que conoce la situación de los países en desarrollo' , dijo Jorge Iván Bula, decano de economía de la Universidad Nacional.

'Pero hay muchos intereses en juego, tensiones políticas, hasta corrientes de pensamiento económico. La experiencia académica no es suficiente', agregó.

Aun así, la hoja de vida de los candidatos será una presión nueva que deberá tener en cuenta el presidente Barack Obama.

'La impresionante trayectoria de Ocampo y Okonjo-Iweala pondrá mucha presión sobre la Casa Blanca para que escoja un candidato con al menos capacidades equivalentes', afirmó Domenico Lombardi, miembro retirado el consejo del organismo.

No es cuestión de méritos
Los dos nuevo participantes no carecen de la experiencia y las capacidades para liderar el Banco Mundial. Ambos tienen doctorados de prestigiosas universidades de Estados Unidos y se han desempeñado en altos cargos públicos de sus países y en entidades multinacionales.

Ocampo por su parte es economista de la Universidad de NotreDame y fue director de institutos como el Cede de la Universidad de los Andes y Fedesarrollo, antes de pasar al sector público.

Fue ministro de Agricultura en la administración de César Gaviria y ministro de Hacienda de la presidencia de Ernesto Samper. Después fue Secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y actualmente es profesor en la Universidad de Columbia

'Ocampo es de los economistas más distinguidos que tenemos en Colombia y el de más reconocimiento internacional y no solo ha tenido los cargos más altos del país ', Mauricio Pérez, decano de la facultad de economía de la Universidad Externado.

'El problema es que los norteamericanos quiere tener para sí el puesto. La posición oficial de los Estados Unidos ha sido cerrada. Pero si fuera por hoja de vida, la de Jose Antonio es inmejorable', agregó.

Okonjo-Iweala, por su parte, también será una fuerte competidora. La nigeriana tiene un doctorado de MIT y ya tiene experiencia al mando del Banco Mundial donde fue vicepresidenta y directora ejecutiva hasta el año pasado. También se ha desempeñado como ministra de finanzas y de relaciones exteriores en su país.

Ahora bien, mañana se vence el plazo para que el presidente Obama presente su candidato. Entre los nombres que más han sonado están el del académico Jeffrey Sachs, asesor económico de Obama, el de Larry Summers y la diplomática, Susan Rice.

Los retos del nuevo presidente
Sea cual sea el elegido, el nuevo presidente tendrá la responsabilidad de proteger las economías emergentes de los lentos crecimientos de los países desarrollados. 'Estamos en una situación económica que ya afecta al resto de las economías, y de ahí hay que ver como podría contribuir el banco, en las regulaciones que se deben establecer', dijo Bula.

Pero además el banco deberá lidiar con algunos problemas de imagen.
'Otro reto será tratar de que la entidad sea menos burocrática, lo cual es una opinión que uno escucha desde afuera y adentro', señalo Pérez.
La decisión del banco se tomará en un plazo de un mes, pero podría extenderse si no hay consenso.

Mañana se definiría candidato de Estados Unidos
Fuentes cercanas al gobierno del presidente Barack Obama aseguraron que Washington estaba buscando convencer a una mujer para que entre en la carrera, ya que eso podría calmar parte de los llamados de los países emergentes para que haya un cambio en el Banco Mundial. Una mujer nunca ha dirigido la institución.

El Departamento de Estado ha dicho en numerosas oportunidades que la secretaria de Estado Hillary Clinton no está interesada en el cargo, aunque algunos en Washington aún creen que puede ser una posible candidata.
Susan Rice, actual embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, también suena como candidata, pese a no estar claro si está interesada en el cargo.
Estados Unidos ha dicho que retener la presidencia del Banco Mundial es importante para que el Congreso siga dispuesto a continuar aportando fondos.

Las opiniones

Jorge Iván Bula
Decano de economía de la Universidad Nacional

'Es un privilegio para el país tener a José Antonio Ocampo como candidato. Es una persona que conoce la situación de los países en desarrollo. Sin embargo, la experiencia académica no es suficiente'.

Mauricio Pérez
Decano de economía de la Universidad Externado

'Ocampo es de los economistas más distinguidos que tenemos en Colombia y el de más reconocimiento internacional y no solo ha tenido los cargos más altos del país. Si fuera por hoja de vida, la de él es inmejorable'.

Andrés Molano
Profesor de relaciones internacionales de Universidad del Rosario

'Existe un acuerdo tácito, no escrito, de que el presidente del Banco Mundial será de Estados Unidos y el director de Fondo Monetario Internacional será europeo. Pero ya se quiere cambiar la tradición'.