El combustible ha subido más en EE.UU. que en Colombia desde enero de 2011

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Los colombianos que se quejan por el constante incremento en el precio de la gasolina, podrían comparar el cambio que ha tenido el valor del combustible en Estados Unidos y sentirse aliviados: el aumento en el país norteamericano ha sido casi 4 veces mayor.

En el último año, específicamente desde enero de 2011, el precio de la gasolina en Colombia ha aumentado 8%, los estadounidenses han soportado un alza de más del 22,9% en el mismo periodo.

La diferencia estructural que produce este desfase en el efecto está relacionada con la fórmula que se utiliza para calcular el precio del combustible en los dos países.

En Colombia, el ministerio de minas hizo una modificación del cálculo que se utiliza para establecer el precio, basado en una fórmula compleja para que no haya una fluctuación mayor a 1,5% entre mes y mes para no exponer al consumidor a la oscilación del precio internacional de la gasolina.

En Estados Unidos, por el contrario, el precio depende en gran parte del valor del crudo en el mercado internacional que representa casi un 76% del precio final del combustible. De ahí que este fluctúe con tanta volatilidad.

Las tensiones con Irán y el embargo a la compra de su crudo, las tensiones en Siria y la alta demanda de China, han hacho subir el precio del petróleo hasta niveles récord en los últimos días y esto tiene una repercusión directa sobre el precio de la gasolina estadounidense.

Si bien los ciudadanos están acostumbrados a estos cambios, como se vio a mediados del año pasado, aún se quejan por el aumento, en especial porque a medida que se acerca el verano los precios suben y este año el aumento podría llegar a US$50 centavos por galón.

Para un conductor estadounidense promedio que necesita 60 galones de gasolina corriente en un mes, un incremento de US$50 centavos significa un gasto extra de US$30 al mes.

Colombia está protegida para un alza tan drástica pero también está blindada a las rebajas. Como el gobierno controla el precio de la gasolina, si el precio del petróleo baja, no habrá una rebaja para el consumidor, tal como sí ocurre en Estados Unidos.

'Además de algunos tributos que varían entre estado y estado, en ese país dejan a la gasolina fluctuar con el precio internacional. Aquí no porque el gobierno tiene una necesidad de recoger impuestos', dijo Álvaro Younes, presidente de Fedispetrol.

'La fórmula que aquí utilizan tiene mucha variables y al final tiene el fondo de estabilización que lo que hace es que el precio del consumidor no baje. Allá si baja el precio del petróleo, baja el combustible', agregó.

Ejemplo de esta situación se pudo observar en el transcurso del segundo semestre del año pasado, cuando hubo una disminución en los precios internacional del combustible, que no se notó en Colombia.

'El precio en el país ahora está rezagado y no sube a la misma velocidad que lo hace el internacional. Pero, por ejemplo, el año pasado el precio bajo y acá subió. Ese es el efecto de la suavización que hace el gobierno', explicó Felipe Campos, director de investigaciones de Alianza Valores.

'El petróleo en su cotización tiende a ser más volátil que la gasolina, pero hay una indexación muy cercana a lo que pasa con el precio del crudo. En verdad, la gasolina es más estable, pero aun así cambia de precio todos los días', agregó.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo al Congreso esta semana que el aumento del crudo seguiría 'empujado hacia arriba la inflación y reduciría el poder de compra de las personas'. En efecto, el precio de los combustibles tienen impacto directo en la economía. Según Neal Soss, economista en jefe de Credit Suisse, 'cada centavo que se aumente al galón tiene un equivalente a US$1.000 millones en el poder de consumo de los personas si se mantiene durante el año. Si aumentamos un dólar sería US$100.000 millones'.

La variación entre los estados
El precio de la gasolina no es el mismo en todos los lugares de Estados Unidos. De echo se puede ver una variación de hasta un dólar en el precio de un galón entre estado y estado.

En general el 76% del precio de la gasolina se debe al valor del petróleo internacional, más exactamente la denominación WTI. A esto se le suma el precio del refinamiento, lo que equivale al 6%, los costos de distribución y mercadeo, también 6%, y el resto (12%) se le atribuye a los impuestos, los cuales varían en cada estado.

Todas estas variables producen que el combustible más caro se consiga en Hawai, seguido de California, donde alcanza US$4,3 el galón. El precio es más bajo en la parte central del país, en especial en el sector de las Montañas Rocosas y el Golfo de México. En la costa este, en especial en ciudades como Nueva York, el precio sube hasta figurar entre los más altos del país.

Las opiniones

Felipe Campos
Director de investigaciones de Alianza Valores

'El petróleo en su cotización tiende a ser más volátil que la gasolina, pero hay una indexación muy cercana a lo que pasa con el precio del crudo. La gasolina es más estable, pero aun así cambia de precio todos los días'.

Neal Soss
Economista en jefe de Credit Suisse

'Cada centavo que se aumente al galón tiene un equivalente a US$1.000 millones en el poder de consumo de las personas si se mantiene durante el año. Si aumentamos un dólar sería US$100.000 millones'.

Michael C. Lynch
Presidente de Estrategic Energy and Economic Research

'Si hay una sola explosión en Irán, ya fuera de un ataque israelí o algún revolucionario independiente, entonces veremos los precios del petróleo subir 20 ó 25% y la gasolina subiría 50 centavos el galón en las estaciones'.

TEMAS


Gasolina