El crimen es uno de los negocios más grandes del mundo, según la ONU

Reuters

El crimen genera unos US$2,1 billones en ingresos anuales a nivel global, 3,6% del Producto Interno Bruto mundial, y el negocio podría seguir creciendo, dijo un alto funcionario de Naciones Unidas.

"Esto hace que el negocio criminal sea una de las mayores economías del mundo, una de las 20 principales economías", afirmó Yury Fedotov, director de la Oficina de Naciones Unidas para las Drogas y el Crimen (Unodc por su sigla en inglés), calificándolo como una gran amenaza para la seguridad y el desarrollo económico.

La cifra fue calculada por primera vez por la Unodc y el Banco Mundial, basada en datos del 2009, pero no existen comparaciones disponibles todavía, comentó Fedotov en una rueda de prensa.

En la apertura de un encuentro de una semana de la Comisión internacional para la Prevención del Crimen y la Justicia Criminal (CCPCJ), el funcionario sugirió que la situación podría estar empeorando, pero señaló que para corroborar esta sensación se necesitan más datos.

Explicó que hasta US$40.000 millones se pierden en corrupción en los países en desarrollo al año y que los ingresos ilegales del tráfico de personas llegan a US$32.000 millones cada año.

"De acuerdo a algunas estimaciones, hoy en día 2,4 millones de personas sufren la miseria del tráfico de personas, un crimen vergonzoso de esclavitud de la edad moderna", dijo Fedotov.

También habló de un conjunto de otros delitos que generan mucho dinero.

El crimen organizado, tráfico ilícito, violencia y corrupción son los "principales impedimentos" para las Metas de Desarrollo del Milenio, un grupo de objetivos fijados por la comunidad internacional en el 2000 que buscan mejorar la salud y reducir la miseria en la población más pobre del mundo para el 2015, dijo Fedotov.

Los grupos criminales han demostrado una "impresionante adaptabilidad" ante las medidas de orden público y para buscar nuevas oportunidades de ganancias, dijo un alto funcionario estadounidense en la reunión de Viena.

"Hoy, la mayoría de las organizaciones criminales no se parece a los grupos familiares jerárquicos de crimen organizado del pasado", dijo el subsecretario asistente Brian Nichols, según una copia de su discurso.

"Ahora consisten en redes informales y flexibles que normalmente convergen cuando les conviene y se asocian en un diverso arco de actividades criminales", dijo Nichols, de la Oficina Internacional estadounidense para Asuntos de Narcóticos y Orden Público.

Añadió que los grupos terroristas en algunos casos se convierten en criminales para financiar sus operaciones. "Hay incluso instancias en que los terroristas evolucionan para convertirse en empresarios del crimen para su propio provecho", añadió.