El Estado colombiano es el que menos empleos brinda entre los de la región

Bloomberg

Presentó una caída frente a la medición de 2009

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

El Estado colombiano es el que menos emplea en la región, según lo confirman datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), organización a la que busca pertenecer el gobierno de Juan Manuel Santos, que tuvo en cuenta en su medición a 12 países de América Latina: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Según cifras de esta organización, el país registra una proporción de 3,9% entre funcionarios y el total de empleados. Esto quiere decir que de cada 100 trabajadores, casi cuatro se desempeñan en labores públicas. Para 2009, fecha que el estudio toma como referencia anterior, esta cifra era de 4,6%.

LOS CONTRASTES

  • Andrés RosasDecano de Economía Universidad Javeriana

    “Comparándonos con la Ocde eso tiene mucho sentido. Ya frente a los países de la región habría que evaluar en qué sectores están los empleados”.


  • Mauricio Jaramillo JassirCentro de Estudios Políticos U. del rosario

    “En épocas de austeridad, el Estado se puede dar el lujo de no renovar a quienes trabajan para ellos debido al tipo de contratación que se hace”.

Frente a esta realidad, Mauricio Jaramillo Jassir, investigador de la Universidad del Rosario, manifestó que “desde hace unos años el Estado colombiano se acostumbró a una especie de flexibilidad laboral que hace que en buena parte su músculo humano sea de contratistas”. Jaramillo Jassir comentó que este suceso se da más en ámbitos departamentales y municipales a causa de la facilidad de desprenderse de estos contratos en épocas de austeridad.

Misma opinión frente al modelo de contratación implementado tiene Stefano Farné, director del Observatorio Laboral de la Universidad Externado, quien también manifestó que modelos de cooperativa o contratos sindicales también han aumentado su presencia entre la participación laboral pública del país. Así mismo, Farné destacó que el sector público colombiano es conocido como uno relativamente pequeño frente a los de la región, en línea con los resultados planteados por la Ocde.

Entre los demás países de América Latina que hicieron parte del estudio Panamá fue el que presentó un mayor porcentaje de presencia del sector público en cuestión de empleos, con 24,6% en la medición. A este país le siguió Argentina, que mostró 17,2%, mientras que el tercero en la lista fue Uruguay, país cuya correlación entre funcionarios en el total de la masa laboral corresponde a 15%, según las cifras de la Ocde.

Con respecto a estos países, Jaramillo Jassir destaca que pueden presentar una menor volatilidad en sus procesos y un mayor arraigo por parte de los empleados al conocimiento del cargo que están ocupando, gracias a una mayor consistencia en los modelos de contratación y la posibilidad de establecer proyectos a largo plazo sin que sus ejecutores se modifiquen constantemente, como sucede en países como Colombia a causa de los modelos de contratación que, según él, se han venido implementando para facilitar la operación de un Estado austero.

En general, de acuerdo con el informe, los países de América Latina y el Caribe presentan una proporción en promedio de 12,5%. Por su parte, la media que manejan los países que hacen parte de este club de buenas prácticas es de 24,6%. Es importante aclarar que dichas mediciones, tanto las segmentadas por países como las agrupadas, tienen como fecha de cierre a 2016.

Participación de mujeres
Del mismo modo, la Ocde también mostró los porcentajes de participación femenina en el aparato de trabajadores públicos de cada país de la región. Para esta medición, el país se ubicó en la penúltima (11) posición, mostrando que 47,4% del aparato laboral público es femenino.

Solamente El Salvador vio una cifra inferior en este informe, comparándosele con Colombia, al registrar una proporción de 41,7%. Países como Perú, con 47,9%, y Costa Rica, con 48,5%, son otros de los que mantienen más de la mitad de los trabajos públicos en manos masculinas.

En la otra cara de la moneda se destaca Brasil como el país con un mayor porcentaje de mujeres entre los cargos ofrecidos por el Estado, siendo este de 56,9%. A este país se le suma Chile como el segundo de mayor presencia de trabajadoras, contando con 54,9% de la masa laboral femenina en el sector público, mientras que Argentina, tercero en el listado, demostró 53,7% de participación de mujeres entre los cargos ofrecidos por entes oficiales.

En este aspecto, los países de la organización presentaron un promedio de 58,5% en favor de las mujeres. Por su parte, Latinoamérica y el Caribe mostró un equilibrio completo, en promedio, entre hombres y mujeres, al representar una proporción exacta de 50% por lo que por cada hombre que hay, existe una mujer en un cargo público.

Las políticas colombianas a ojos de la Ocde
En su informe, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico reconoció que en el país se han hecho esfuerzos de gobierno integral con los que se ha buscado fortalecer la transparencia y el acceso a la información pública por parte de los ciudadanos. Así mismo, la organización responsable del estudio comentó que se ha promovido la participación de la sociedad civil ante fenómenos como la corrupción. Cabe resaltar que Colombia ha adoptado la Convención Antisoborno propuesta por la organización internacional.

TEMAS


Laboral - Empleo - Estado - Colombia - América Latina