El Eurogrupo ofrece a España 100.000 millones de euros

Ripe

El FMI adelanta dos días su informe financiero y añade presión al Gobierno para que tome una decisión sobre un eventual rescate. El Gobierno español quiere escuchar al Eurogrupo, que se reúne hoy y emitirá un comunicado a las seis, antes de actuar.

Según Reuters, algunos líderes europeos esperan que Rajoy pida el rescate ahora, aunque el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, lo ha negado. La cifra tope que se baraja en estos momentos sería de 100.000 millones de euros, aunque una fuente del FMI asegura a Bloomberg que bastaría con entre 60.000 y 80.000 millones de euros.

Las malas noticias llegaron a las 2 de la madrugada. A esa hora el FMI decidió cambiar el calendario previsto y publicar el informe sobre el Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF), que no se esperaba hasta el lunes y que servirá como base al Ejecutivo para tomar una decisión sobre un eventual rescate.

A la espera de esos acontecimientos, ya se puede avanzar que las noticias no son positivas: “Si bien el núcleo del sistema parece ser sólido, persisten vulnerabilidades en algunos segmentos”, advierte el texto. “En el escenario desfavorable, los bancos más grandes estarían suficientemente capitalizados como para resistir nuevos deterioros, en tanto que varios bancos necesitarían incrementar las reservas de capital entre 40.000 y 60.000 millones de euros en términos agregados”, como se había especulado. Sería lo necesario “para cumplir con el calendario de transición de Basilea III”, es decir, para alcanzar un capital básico de nivel 1 de 7%.

La cifra final
El presidente del Eurogrupo y primer ministro de Luxemburgo, Jean Claude Juncker, convocaron a los ministros de Finanzas de la eurozona a las 16:00 y ha reclamado hoy una solución rápida y urgente para la crisis de la banca en España. En los minutos previos a la teleconferencia, fuentes europeas estiman que la ayuda a España alcanzaría, como máximo, los 100.000 millones de euros, según Reuters y Efe.

Por otra parte, un portavoz del FMI ha asegurado que la cifra que España realmente podría necesitar oscilaría entre 60.000 y 80.000 millones. Tampoco puede descartarse una opción mixta: un préstamo inicial de una cantidad fija y una línea de crédito hasta el máximo de 100.000 millones.

No obstante, fuentes europeas matizan a Efe que la cifra concreta no se conocerá hasta disponer de los resultados de las auditorías independientes en curso en España, y se decidirá en otra reunión del Eurogrupo de la que aún se desconoce la fecha.

Por su parte, fuentes europeas explican a The Wall Street Journal que el borrador del comunicado se centra en las condiciones que diseñarán el rescate al sector financiero español, pero también "requerirá a España resolver los desequilibrios macroeconómicos".

Tras más de dos horas de teleconferencia, el portavoz del presidente del Eurogrupo ha confirmado la finalización de la misma. A las 19:00 habrá comunicado oficial del Eurogrupo.

El Eurogrupo discute en estos momentos en conferencia telefónica un borrador de declaración en el que se sugiere establecer un límite máximo de hasta 100.000 millones, y la cifra final se decidiría "en función de los resultados de los análisis sobre las necesidades" de la banca española, añadió la fuente.

Fuentes del Eurogrupo dijeron a Expansión.com que no ha sido España quien ha solicitado que se celebre la teleconferencia, aunque el posible rescate de nuestro país será su tema principal. Fuentes del ejecutivo insistieron a Efe que el Gobierno español quiere conocer el análisis del Eurogrupo antes de actuar.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado hoy que "no está planteado, en ningún momento, por parte del Gobierno de España pedir ningún tipo de ayuda", hasta que se conozcan los informes de los auditores. Soria ha calificado el informe del FMI como "una valoración".

Por su parte, el titular alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha insistido en que España decide de manera autónoma si el país debe protegerse bajo el paraguas de los fondos de rescate europeos para resolver su crisis bancaria y ha recordado que "en España el déficit estatal es menor que en Alemania".

En declaraciones hoy al rotativo "Ruhr Nachrichten", Schäuble comenta que las necesidades de capital para la banca española por la burbuja inmobiliaria se deben a que "España ha endurecido las reglas sobre el capital propio de los bancos para afrontar mejor la crisis".

Pero las exigencias de capital no son lo peor. El problema se agravaría porque las necesidades de capital de los bancos más débiles “superarían esta cifra” debido a “los costos de reestructuración y la reclasificación de préstamos que puedan identificarse en los exámenes de las valoradoras independientes”, esto es, de Roland Berger y Oliver Wyman. Y es así porque el grado de deterioro económico puede implicar “nuevas pérdidas para la banca”.

De ahí que la institución alerte de que a partir de ahora será “será crítico comunicar con claridad la estrategia para crear un mecanismo de apoyo creíble para las deficiencias de capital, que es mejor sobreestimar que subestimar”, precisó Ceyla Pazarbasioglu, subdirectora del Departamento de Mercados Monetarios y de Capitales del FMI. En caso de haberlo subestimado, el organismo quizá habría hecho hincapié en otra cifra, en los 25.000 millones en que computa las necesidades del sector en un escenario macroeconómico exento de sobresaltos. Aún rondaba ayer otra cantidad más: 29.000 millones, correspondientes a un escenario intermedio.

Estos acontecimientos y han coincidido con la publicación de una entrevista con el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, donde aconsejaba al Gobierno español que solicite las ayudas del paraguas de rescate europeo de la banca española en caso de necesidad y que no retrase esta medida por miedo a las condiciones para recibirlas y la esperanza de una intervención del Banco Central Europeo.

Críticas al Banco de España
Pazarbasioglu es también la jefa del equipo que trabajó en el PESP, que visitó España en febrero y abril. Pero no es la máxima dirigente del departamento de Mercados Monetarios. Ese puesto corresponde a José Viñals, también ex subgobernador del Banco de España, entidad que recibe un golpe en el documento.

“Aunque los supervisores cuentan con personal sumamente experimentado y respetado por sus buenos sistemas de información, en los últimos años el enfoque gradual aplicado a la adopción de medidas correctivas permitió a los bancos débiles continuar operando en detrimento de la estabilidad financiera”, dice. Por eso reclama “mejorar los procesos y el marco de rendición de cuentas para garantizar un cumplimiento eficaz y el ejercicio de las facultades de resolución de bancos”.

¿Está abocada España al rescate?
Poco más se puede concluir del documento, elaborado a partir de test de estrés con datos confidenciales. Y menos todavía se puede saber sobre si el FMI cree que el texto aboca a España a un rescate. “No hemos tratado eso, tan sólo las necesidades financieras, cuya magnitud debe valorar cada uno”, aseguraban fuentes del organismo. “Sólo decimos que es lo que se requiere para que el sistema sea creíble”.