El FMI calcula que la banca española necesita 40.000 millones de euros

Ripe

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cuantifica en unos 40.000 millones de euros el montante necesario para rescatar la banca española.

"La cifra rondará en torno a los 40.000 millones de euros teniendo en cuenta la capacidad de algunas entidades para hacer frente a las pérdidas con sus propios recursos", señala una de las fuentes.

El informe del FMI concretará que las necesidades totales del sistema bancario español alcanzarán los 90.000 millones de euros, pero explica que unos 50.000 millones podrán ser cubiertos por los recursos de las entidades. Por eso "el déficit de capital final de la banca española se situaría en torno a los 40.000 millones".

Hoy el secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Istúriz, dijo que harían falta entre 80.000 y 100.000 millones de euros para rescatar a la banca, cifra que se ha apresurado ha cuestionar Bruselas y después el propio dirigente popular, diciendo que lo había leído "en la prensa".

La Comisión Europea (CE) ha considerado "disparatadas" estas cifras, por lo que pide esperar a la evaluación independiente encargada por el Gobierno español. "Que las necesidades pudieran situarse entre, por ejemplo, como he leído hoy, 40.000 y 80.000 millones de euros me parece irresponsable, me parece disparatado", ha señalado el portavoz de Asuntos Económicos de la CE, Amadeu Altafaj, cuando López-Istúriz había hablado, incluso, de hasta 100.000 millones.

Altajaf: "No es serio especular con cifras con márgenes de error de 40.000 millones"

"Las cifras, en algunos casos disparatadas, que hemos visto en la prensa internacional demuestran la importancia de tener primero un diagnóstico claro, una evaluación detallada de las fragilidades del sector bancario y de las necesidades en términos de recapitalización", ha dicho Altafaj.

El portavoz ha insistido en que "no es serio especular con cifras que tienen márgenes de error de 40.000 millones de euros", y ha recordado que a Bruselas no ha llegado ninguna petición formal de parte de las autoridades españolas de asistencia financiera.

"Hay que ser responsable, serio, y lo primero antes de hablar de operaciones concretas es saber cuáles son las necesidades y eso es lo que está haciendo el Gobierno español, con la ayuda de dos empresa del sector privado".

Esta evaluación es fundamental, ha dicho el portavoz, para "aportar claridad y transparencia" y con ello "disipar las dudas y, a partir de ahí, evidentemente, acometer las reformas necesarias".

 

TEMAS


España