El FMI rebajó las previsiones de Estados Unidos y advierte que existe riesgo de recesión

Bloomberg

Expansión

La economía de Estados Unidos pierde fuelle. Los últimos datos oficiales ya anticipaban un frenón en la recuperación, con un avance del PIB de sólo el 1,9% en el primer trimestre de 2012, lejos de los registros del 3% de los últimos tres meses del pasado ejercicio. Ahora, el FMI confirma esta tendencia, pues rebajó sus previsiones tanto para 2012 como para 2013 en su última revisión anual sobre la economía estadounidense. Es un crecimiento ‘modesto’ y ralentizado por ‘la deuda, el ajuste fiscal y la insatisfactoria demanda mundial’, según el informe.

La economía de Estados Unidos pierde fuelle. Los últimos datos oficiales ya anticipaban un frenón en la recuperación, con un avance del PIB de sólo el 1,9% en el primer trimestre de 2012, lejos de los registros del 3% de los últimos tres meses del pasado ejercicio. Ahora, el FMI confirma esta tendencia, pues rebajó sus previsiones tanto para 2012 como para 2013 en su última revisión anual sobre la economía estadounidense. Es un crecimiento 'modesto' y ralentizado por 'la deuda, el ajuste fiscal y la insatisfactoria demanda mundial', según el informe.

En concreto, el Fondo Monetario ve ahora un PIB del 2% este año y del 2,3% el próximo, una décima por debajo de la estimación de abril en ambos casos. Pero más allá de la cifra, lo importante es esa tendencia bajista: 'La recuperación de EE.UU. sigue siendo tibia y está sujeta a elevados riesgos' por dos factores; primero, por 'las tensiones financieras en la zona euro', que han rebajado las ganancias de las grandes empresas norteamericanas. Y después, por 'la incertidumbre sobre sus planes fiscales'.

El organismo se refiere al llamado 'precipicio fiscal', como se denomina a las subidas tributarias y recortes de gasto que entrarán en vigor automáticamente en enero de 2013 y que equivalen al 4% del PIB. Un lujo demasiado caro si se tiene en cuenta que la recuperación se ha detenido. Republicanos y demócratas lo saben, como lo sabían cuando acordaron ese paquete fiscal en agosto de 2011 con el objetivo de evitar la suspensión de pagos del Gobierno federal. Pensaron entonces que jamás se haría real y que serviría para convencer al mercado. Y lo consiguieron, pero ahora, con el reloj en contra (quedan cuatro meses para las elecciones), siguen sin acercar posturas. No es que reducir gastos no sea necesario, es que ahora, dice el Fondo, hay que preocuparse por impulsar la economía. De las cuentas públicas habrá que encargarse más tarde, pues EE.UU. no puede permitirse ahora un ajuste de tal magnitud.

¿Qué sucederá si el Congreso no llega a un nuevo pacto antes de enero? 'Habría un ajuste fiscal severo en 2013, poniendo en peligro la recuperación (…) se podría reducir el crecimiento anual muy por debajo del 1%, con un crecimiento negativo el próximo año' advierte el organismo.

El Fondo aplaude gestión de la FED

En este complicado escenario, el Fondo da la bienvenida a la última decisión de la Reserva Federal de ampliar la Operación Twist hasta finales de año. Una prórroga anunciada el 21 de junio por la que el banco central cambiará bonos del Tesoro a corto plazo por deuda a largo plazo, por un monto total de US$267.000 millones. En ese momento, la Fed avdisó que, en caso de que fuera necesario, estaría dispuesta a lanzar nuevos planes de estímulo. El FMI está de acuerdo en que hay 'margen' si la economía se sigue deteriorando. Además, el organismo también pide asentar la reforma financiera y más medidas para reforzar la recuperación del mercado inmobiliario.

Christine Lagarde
Directora del Fondo Monetario Internacional

'Es crítico que se elimine la incertidumbre creada por el abismo fiscal, se suba el techo de endeudamiento y se busque un ritmo para reducir el déficit que no mine la recuperación'.

Vanessa Santrich
Analista de Ultrabursátiles

'Esto está en línea con lo que ha dicho la Reserva Federal. En sus reuniones, ellos también rebajaron sus pronósticos. La desaceleración es en todos los sectores'.

TEMAS


Estados unidos - FMI