El fracaso del diálogo coreano podría costar US$89.600 millones

Se toma como ejemplo que las tensiones sigan entre los dos países

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

Los líderes de Corea del Norte, Kim Jong-un, y de Corea del Sur, Moon Jae-in, firmaron ayer un pacto para formalizar el fin de la guerra, sin aportar mayores detalles sobre el camino a seguir. Un fracaso en las negociaciones representaría un gasto compartido anual entre ambos países de US$89.600 millones durante medio siglo, según las proyecciones de la Oficina de Presupuesto de la Asamblea Nacional de Corea del Sur , con un gasto total estimado en US$4,48 billones.

El organismo calcula el gasto asumiendo que el estatus que hoy en día tienen ambos países se mantiene, durante el tiempo necesario para que el nivel del ingreso nacional del Norte se acerque a 66% del nivel del Sur. Este monto es el costo de la disminución en el comercio entre ambas naciones, que cayó 87,7% en 2016, además del gasto en seguridad estimado para ambos países si se mantienen las tensiones militares.

LOS CONTRASTES

  • Francisco BarbosaAnalista Internacional Universidad Externado

    “Hay que evaluar el costo del papel que quiera jugar Corea del Norte en la región y esperar por un acuerdo concreto de desnuclearización”.

Fuentes de EE. UU., reseñadas por la Iniciativa de Amenaza Nuclear, estiman que Corea del Norte ha desplegado más de 600 variantes de misiles Scud, alrededor de 200 misiles Nodong y un poco menos de 50 misiles Musudan. Además, el país no es parte de la Convención de Armas Químicas y se cree que posee de 2.500 a 5.000 toneladas métricas de armas químicas. Por su parte, Seúl paga 52% de los costos por mantener a soldados estadounidenses en suelo surcoreano, estimados en US$845 millones en 2016, con un aumento de 38,8% desde 2005, según el profesor Jaechun Kim de la Universidad Sogang. Además, Corea del Sur gastó más en la compra de equipo militar estadounidense que Japón o Alemania en 2014, con una suma de US$641 millones.

Elkin Castellanos, analista internacional, dice que es muy importante este ejercicio pues “no solo mantiene en alerta al hemisferio Oriental, sino también a Occidente”, además menciona que Donald Trump está “pendiente de la región con una visión comercial”.

El mandatario norteamericano celebró los avances que hubo en la reunión entre los dos líderes coreanos e incluso llegó a asegurar que la guerra entre los dos países había finalizado. Según un análisis reseñado por Cnbc, para los norteamericanos una disminución de las tensiones políticas en esa región podría crear una oportunidad para restar los US$467.200 millones que gasta en cuentas comerciales con China , Japón y Corea del Sur. En este sentido, “hasta ahora, solo se ha progresado con Corea del Sur”, señala el medio. El año pasado, el déficit comercial con Seúl se redujo 17% y 24% en enero de este año. En mayo se tiene prevista la cumbre entre Trump y Kim Jong-un.

TEMAS


Corea del Norte - Corea del Sur - Kim Jong Un - Donald Trump - Estados unidos