El G-7 trabajará de manera conjunta en la situación de crisis en España y Grecia

Ripe

Los países del G7 colaborarán en rebajar la incertidumbre que genera la crisis de deuda europea y han acordado cooperar para resolver los problemas de España y Grecia, según indicó el ministro japonés, Jun Azumi. La unión fiscal y bancaria de la zona euro también ha sido uno de los temas abordados.

Azumi ha asegurado tras participar en una teleconferencia mantenida entre los responsables de finanzas de las siete economías industrializadas, que el G7 no emitirá ningún comunicado con el resultado del encuentro, informa la agencia japonesa Kyodo. El responsable de finanzas japonés ha desvelado que los países miembros colaborarán de manera conjunta en solucionar los problemas de España y Grecia aunque de momento no han trascendido medidas concretas.

No obstante, Azumi ha asegurado que durante la teleconferencia los responsables de los diferentes países no han tratado la posible salida de Grecia de la zona euro. Al mismo tiempo, el ministro japonés señaló que había pedido al G7 que reafirme sus compromisos del pasado mes de septiembre sobre cooperación en materia de divisas para impedir una excesiva volatilidad.

Por su parte, el Tesoro de EEUU ha confirmado también el acuerdo en seguir muy de cerca la evolución de la crisis en Europa de cara a la cumbre del G20 que se celebrará en México en dos semanas. En un comunicado, el departamento que dirige Timothy Geithner subraya que "los responsables financieros han discutido sobre la evolución económica y financiera de la economía global así como de una potencial respuesta política, incluido el progreso hacia una unión financiera y fiscal en Europa".

La reunión llega después de una semana crítica en los mercados europeos, con la sombra del rescate planeando sobre España. Según informa Reuters, una fuente anónima del G7 ha reconocido que en el grupo hay cierta preocupación sobre el riesgo de contagio por crisis bancaria en España, que está luchando para recapitalizar la nacionalizada Bankia y otros bancos más pequeños afectados por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Alemania presiona a España
Además, la propia Alemania habría presionado a España para que aceptara recurrir a los fondos de rescate pero que el Gobierno español habría rechazado la propuesta. "No quieren. Son demasiado orgullosos. Es una arrogancia fatal", dijo la fuente sobre el Gobierno español a Reuters.

Al mismo tiempo, los países del G7 habrían presionado a Alemania durante la teleconferencia para que haga más en favor del estímulo del crecimiento y ayudar así a la zona euro, informa la agencia de noticias.

Bruselas: la alarma es exagerada
Por otro lado, la Comisión Europea ha valorado como "exagerada" la alarma y las expectativas generadas en torno a la teleconferencia de los ministros de finanzas del G7. "Es una exageración. Hemos estado en crisis durante un tiempo y ese sentimiento de alarma no es sorprendente o noticia para nadie", ha asegurado l portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj.

El portavoz del comisario, Olli Rehn, ha indicado que "no describiría ninguno de estos intercambios regulares como extraordinarios o reuniones de alarma o alerta por la crisis", aunque entiende que es "totalmente normal" que exista preocupación por la crisis europea.