El Gobernador del Banco de España adelantó un mes su salida de la entidad

Expansión

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, se reunió de emergencia ayer con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y le transmitió su decisión de adelantar un mes su renuncia al cargo de gobernador del organismo.

Fernández Ordóñez dejará de estar al frente del Banco de España el 10 de junio en lugar del 12 de julio como estaba previsto. De esta forma, su sucesor podrá incorporarse ya el 11 de junio.

El gobernador expone en una nota enviada por el Banco de España que 'con la aprobación por el Consejo de Gobierno de las Cuentas del Banco y la liquidación del Presupuesto, así como con la presentación del Informe Anual la semana próxima, se cierra un periodo de cinco años y once meses al frente del Banco'.

Además, 'a partir del 11 de junio (fecha de recepción de los planes de las entidades para cumplir con el último Real Decreto Ley de la reforma financiera) se abre una nueva etapa donde han de tomarse decisiones muy importantes, como la aprobación de los planes derivados de dicho Real Decreto o los trabajos relacionados con las evaluaciones de las consultoras privadas (Oliver Wyman y Roland Berger) sobre nuestro sistema bancario', añade la nota del organismo.

Por este motivo, el gobernador considera que 'para afrontar este nuevo periodo dispondrá tan solo de un mes, por lo que piensa que su decisión es la mejor para la institución que preside y, sobre todo, para el nuevo gobernador, que así podría participar plenamente en todas esas importantes decisiones desde el primer momento'.

Es decir, Fernández Ordóñez se retira y deja a su sucesor que afronte los próximos retos que tiene por delante el sistema financiero español, que estos días está centrando los temores del mercado. El rescate de Bankia, por un importe superior a lo barajado, ha multiplicado las dudas y la rumorología sobre las posibles ayudas adicionales a otras entidades financieras. Los medios internacionales plantean la posibilidad de un rescate más generalizado de la banca española. En este contexto, hoy la prima de riesgo volvió a marcar un nuevo máximo histórico durante la sesión al alcanzar 515,7 puntos y Bankia lideró las caídas (-16,2%) que llevaron a cerrar al Ibex a niveles no vistos desde 2003.

Según explica el organismo, el presidente del Gobierno ha entendido que 'esta decisión favorece una transición ágil y eficiente en el puesto de gobernador y servirá para que el Banco de España siga aportando en la resolución de los problemas de nuestra economía y su sistema bancario'.

Bankia se desplomó en la bolsa otro 16%
Los títulos de Bankia cayeron más del 16% al cierre de otra dura sesión para el banco recien nacionalizado, mientras sigue la incertidumbre sobre con qué dinero el Gobierno recapitalizará la entidad. La acción siguió desplomándose hasta cerrar en los ?$1,139. Ha perdido un 68% desde que saliera a bolsa en julio del año pasado.

No es de extrañarse, ya que después de que el nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri, anunciara el sábado los detalles del plan de recapitalización de la entidad, la mayoría de los analistas han revisado a la baja el precio objetivo de sus títulos. El lunes fueron Nomura y JPMorgan, y ayer se añadieron los analistas de Natixis y Exane BNP Paribas que, respectivamente, han rebajado su valoración sobre Bankia entre los ?$0,3 y los ?$0,2 por acción.

TEMAS


Bancos - España