El Gobierno se convertirá en el cuarto operador telefónico

Ripe

El Gobierno decidió hoy dejar sin efecto una licitación de frecuencias destinadas a servicios de comunicaciones personales y radiocomunicaciones 3G, y determinó que sea la empresa estatal ArSAt la que las explote.

Según explicó Julio De Vido, ministro de la Planificación Federal “los objetivos (del concurso público) no pudieron cumplirse porque algunas empresas (que se presentaron) no estuvieron a la altura de la circunstancia”, por lo que se decidió que la estatal ArSAt explote “por sí o a través de terceros” las frecuencias que se habían puesto en licitación. De Vido, anunció que luego de la evaluación de las ofertas se decidió dejar sin efecto el concurso “por razones de oportunidad, merito y conveniencia”.