El iPad robado de Steve Jobs quedó en manos de un payaso en EE.UU.

La tableta, uno de los dispositivos que fue robado de la casa del cofundador de Apple en Palo Alto, terminó en manos de un payaso profesional, quien no sabía que había sido fruto de un acto delictivo, ni quien era su dueño.

 

Según “El payaso Kenny”,  recibió el iPad de Kariem McFarlin, un amigo suyo, quien luego confesó ser el autor del asalto. Señaló que tuvo el aparato unos días y luego las autoridades se lo pidieron.

Kenneth Kahn , verdadero nombre del payaso,  manifestó que lo utilizaba para poner canciones infantiles en sus diferentes actuaciones. De acuerdo con el diario The San Jose Mercury News, el hombre jamás examino el contenido de la tableta.

El hombre manifestó que aún no digiere lo sucedido pues le parece increíble que tuviera en sus manos la tableta del cofundador de Apple.

La casa de Steve Jobs fue asaltada el 17 de julio y se reportaron pérdidas por un valor de 60.000 dólares. Las autoridades lograron dar con el asaltante gracias a que los dispositivos electrónicos se sincronizaron con los servidores de Apple para actualizarse y la Policía los rastreó.

TEMAS


Apple