El lujoso avión en el que se transporta el presidente ruso Vladimir Putin

El mandatario viaja en un Ilyushin-96

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

“Dentro del nuevo avión uno podría trabajar y vivir de manera no menos cómoda que en el Kremlin”. Esa es la descripción que hace cinco años daba Alexander Korzhako, antiguo director de servicio de seguridad del presidente ruso Vladimir Putin, sobre el avión en el que se transporta el mandatario cuando tiene que recorrer largas distancias.

Y la apreciación no es para menos. El medio de transporte de uno de los hombres más poderosos del mundo es una versión modificada del Ilyushin-96, que según la agencia de noticias rusa RT, ha sido el avión presidencial del Kremlin desde 1996.

En total, Putin cuenta con una flota de cuatro de estos aviones, de los cuales solo se conoce cuál va a utilizar en el momento del despegue por razones de seguridad. Dos de ellos, según RT, fueron adquiridos en 2013 por US$88,5 millones cada uno.

Al interior, el mandatario ruso tiene todas las comodidades. El avión cuenta con una cama de matrimonio, con pasillos amplios y asientos acolchados, junto con una cocina totalmente equipada. Además, tiene una zona de ejercicio, con un gimnasio donde se pueden encontrar cintas de correr, elípticas y hasta sacos de boxeo.

En la zona de aseo, hay un cuarto de baño con ducha que, incluso, tiene detalles de oro, según imágenes difundidas por el bloguero ruso Alexey Kungurov y que fueron recogidas por la agencia de noticias argentina Infobae. Korzhakov calificó como “impresionante” el interior de la cabina del avión, al igual que lo hizo Kungurov quien tuvo acceso a las fotografías hace tres años gracias a, según dijo, fuentes del Ministerio de Defensa. “El interior del ‘palacio volador’ es muy impresionante”, escribió en ese entonces el bloguero.

En la zona de trabajo, tiene una sala de conferencias a la que pueden asistir una decena de personas y una oficina personal para el presidente de 10 metros cuadrados. En detalle, el medio de transporte de Putin tiene una altura de 17,55 metros y alcanza una velocidad máxima de 870 kilómetros por hora. Llega a soportar 250 toneladas al momento del despegue y, con las modificaciones que se le han hecho, está valorado en más de US$500 millones. Para garantizar la seguridad del presidente cuando realiza sus viajes, el avión viene equipado con defensa antiaérea, distracción de radares y canales de comunicación especiales en caso de presentarse un conflicto.

TEMAS


Rusia - Vladimir Putin - Transporte - producción de aviones