El nuevo Tlcan le da una victoria a las empresas del sector automotriz

Reuters

Trump dejó abierta la posibilidad a que se firmen acuerdos separados con Canadá y México

Sebastián Montes - smontes@larepublica.com.co

“Lo siguiente es firmar el pacto y hacer un buen brindis con tequila para celebrar este entendimiento”. Esas fueron las palabras con las que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, celebró con su homólogo Donald Trump tras acordar un nuevo acuerdo comercial entre ambas naciones, que tuvo a la industria automotriz como una de sus principales protagonistas.

El nuevo pacto, entre los detalles que se han conocido, estipula un incremento en el porcentaje del contenido de los automóviles que se fabriquen en el territorio del renovado Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan). La cifra será superior al 62,5% actual y llegará hasta 75%. Dicha regla entraría en vigor el primero de enero de 2023, según informaron fuentes del sector privado.

Según un análisis de UBS, las empresas con el contenido regional más alto obtenido entre los tres países y que saldrían ganando con esta nueva condición son General Motors (83%); FCA (80%), Honda (78%), Ford (76%), Mazda (75%) y Toyota (70%).

Además, según el El Economista, miembro de la Red Iberoamericana de Periódicos Económicos, el gobierno de México aceptó la petición de Estados Unidos de que 40% del valor de un auto ligero sea producido en una zona de América del Norte en la que se paguen salarios de más de US$16 por hora; mientras que 45% del valor de las camionetas pick up y los vehículos pesados se fijarían en zonas de altos salarios.

Así, se atacan una de las principales críticas que se escuchaban en suelo estadounidense y que se quejaban de que los trabajadores de ese país salían perjudicados al competir con mano de obra más barata al otro lado de la frontera. Los cambios , según El Economista, atraerán inversiones de empresas asiáticas y europeas que se trasladarán a suelo norteamericano para evitar pagar aranceles.

El nuevo pacto tendrá una vigencia de 16 años que se renovaría por el mismo periodo tras un tiempo de revisión de seis años, según comentó el representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer.

A su vez, el funcionario resaltó como uno de los principales avances de las negociaciones la voluntad de México de acceder a la eliminación del capítulo 19 de disputas en el Tlcan, que permite a sus tres integrantes pedir paneles binacionales independientes en caso de considerarse víctima de “decisiones comerciales desleales” por parte de otro miembro.

El acuerdo entre Estados Unidos y México aumenta las dudas sobre Canadá, pues el anuncio fue utilizado por Trump como un mecanismo para presionar al gobierno de Justin Trudeau. Según Reuters, Trump dijo que el nuevo pacto comercial perderá el nombre del Tlcan y simplemente pasará a ser el acuerdo comercial entre Estados Unidos y México. Con esto, queda abierta la puerta de que el presidente estadounidense separe los acuerdos con México y Canadá.

La coordinadora de área de Integración del Centro de Investigación sobre América del Norte de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), Elisa Dávalos, mencionó que “todo esto es inaceptable para México y Canadá, pues al diluir el Tlcan y convertirlo en dos tratados bilaterales se estaría negociando un tratado que solo beneficiaría a Estados Unidos”.

LOS CONTRASTES

  • Elisa DávalosCoordinadora del Área de Integración del Cisan

    “Algunos analistas dicen que Trump amenazó a México y Canadá con aranceles a la industria automotriz para que aceptaran el acuerdo”.


  • Axel ChristensenDirector de Estrategia de BlackRock para Latinoamérica

    “La noticia de ayer y el eventual acuerdo con Canadá podrían enfrentar obstáculos, ya que requieren aprobación de la legislación de cada país”.

Sin embargo, el director de Estrategia de Inversiones para América Latina e Iberia de BlackRock, Axel Christensen, señaló que “el anuncio de ayer es un acontecimiento clave y debe ser visto como un evento positivo para los activos mexicanos, los cuales han estado subiendo desde mediados de agosto, cuando se dieron a conocer reportes de un posible anuncio”.

S&P 500 y Nasdaq marcan récords

Por segunda jornada consecutiva, el S&P 500 y Nasdaq cierran en máximos históricos gracias al incremento en la confianza de los inversionistas tras el acuerdo entre Estados Unidos y México celebrado ayer. Según las cifras del cierre de las bolsas publicadas por Reuters, el Dow Jones subió 259,29 puntos o 1,01% a 26.049,64 unidades, el S&P 500 ganó 22,05 puntos o un 0,77%, a 2.896,74 unidades, mientras que Nasdaq avanzó 71,92 puntos o 0,91% a 8.017,90 unidades. Entre los sectores destacados de la jornada están nueve de 11 segmentos del S&P 500 en alza.

TEMAS


Tlcan - México - Estados unidos - Canadá - Automotor - Donald Trump - Enrique Peña Nieto - Justin Trudeau