El parlamento griego aprobó la ley que permite el canje de deuda para salir de la crisis

Reuters

El Parlamento griego aprobó una ley que permite lanzar un canje de deuda con acreedores privados, en el marco del plan de rescate acordado esta semana por los ministros de Finanzas de la zona euro.

El canje, en el cual los inversores privados intercambiarán sus bonos griegos por otros de menos valor, debería ser lanzado el viernes con la finalidad de recortar 100.000 millones de euros (132.000 millones de dólares) de la deuda griega. Esto es una parte central del plan para reducir los pasivos a un 120,5 por ciento del PIB para el 2020 desde el 160 por ciento actual.

"Al aprobar esta ley, el Parlamento nos permitirá comenzar a salir del torbellino", dijo más temprano a los legisladores el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos.

"Para tener éxito, necesitamos estar unidos, serios, confiables, persistentes y trabajar, trabajar, trabajar", agregó antes de que la ley para el canje de deuda fuera aprobada gracias a la mayoría que tienen en el Parlamento el partido socialista PASOK y el Partido Nueva Democracia, socios en la coalición de Gobierno.

El segundo rescate externo que recibe Grecia desde el 2010 fue aprobado el martes por los ministros de Finanzas de la zona euro en una decisión que despejó la amenaza inmediata de una cesación de pagos, pero que no logró reducir las dudas sobre la sustentabilidad de las finanzas del país.

"El paquete no garantiza que los problemas de Grecia se resolverán", dijo el ministro de Finanzas holandés, Jan Kees de Jager, a su propio Parlamento a través de una carta.

"Grecia tendrá que tomar amplias medidas y demostrar que implementa las reformas necesarias", agregó. De Jager y su contraparte alemana, Wolfgang Schäuble, han liderado el escepticismo respecto al compromiso de Atenas para mejorar sus finanzas públicas.

En una entrevista con The Wall Street Journal, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, sugirió que la muda respuesta del mercado al plan de rescate del martes insinúa que muchos dudan que Atenas cumplirá con una prometida cura de austeridad.

TEMAS


Europa - Grecia