El riesgo en la industria avícola por el virus AH7N3 es de US$2.500 millones

El Economista

La gripe aviar, que desde el pasado mes fue detectada en granjas de los municipios de Tepatitlán y Acatic en la región Altos de Jalisco, pone en riesgo una industria de más de US$2.900 millones, advirtió el vicepresidente de la International Egg Commission (IEC), César de Anda Molina.

Debido a que el brote recién comenzó y todavía no ha sido controlado, es difícil dimensionar el impacto económico que traerá a la industria avícola más importante del país pero, de entrada, alertó el empresario, provocará la pérdida de 5.000 empleos y la desaparición de pequeñas y medianas granjas productoras.

'El trancazo es muy fuerte. El problema es grave', declaró a El Economista De Anda Molina, quien calificó el brote de influenza AH7N3 como 'el peor evento que hemos tenido en la historia de la avicultura nacional'.

Aves sacrificadas

Aclaró que el valor económico del millón de aves de postura que han sido sacrificadas -unos 40 millones de pesos mexicanos (US$2.900 millones) si se considera un costo promedio de 40 pesos por animal-es irrelevante, pues el mayor impacto para la industria es el valor intrínseco de la producción que se deja de vender y exportar.

'Una industria de la magnitud de la avicultura tiene un valor superior a esos US$2.900 millones y está siendo hoy seriamente retada por el destino. Y no espero -ni en el peor escenario- que se pierda todo ese valor; pero si las medidas que estamos tomando no son las adecuadas, sí tenemos un gravísimo riesgo de pérdidas altísimas'.

Aunque en 1994-1995 se presentó un brote de gripe aviar en Yucatán y, posteriormente, otro en la zona de La Laguna, ninguno tuvo la magnitud del actual, derivado de la concentración de aves que hay en el estado y que no se equipara con ninguna otra entidad federativa y con 'ninguna otra región avícola del mundo', refirió el Grupo Inova Alimentos.

Y es que, mientras la zona afectada por el brote se concentra en las granjas de huevo localizadas en los corredores avícolas que van de Tepatitlán a San Juan de los Lagos y de Acatic a Pegueros, en los alrededores se ubica también una región de alta producción de pollo que comprende Lagos de Moreno en Jalisco, Guanajuato y Aguascalientes.

'México como cuarto productor avícola del mundo impacta los mercados internacionales', refirió. Rusia y África mantienen cerradas sus fronteras al huevo y carne de ave producidos en México.