El socialista François Hollande anticipa ola de despidos tras elección en Francia

El candidato favorito para las presidenciales francesas, el socialista François Hollande, dijo que preveía una ola de despidos tras la segunda vuelta electoral del próximo fin de semana, pero prometió que su Gobierno no se quedaría de brazos cruzados cuando las empresas echen a trabajadores.

Hollande, de 57 años, parece encaminado a ganar la segunda vuelta del 6 de mayo contra el presidente Nicolas Sarkozy, debido en gran parte a que el líder conservador no ha podido cumplir su promesa de reducir el desempleo en la segunda mayor economía de la zona euro.Sarkozy, que se convertiría en el primer presidente en perder un intento de reelección en más de 30 años, recibió un nuevo golpe el jueves cuando la tasa de desempleo alcanzó su nivel más alto desde septiembre de 1999. El desempleo en Francia no ha caído por debajo del 7% en 30 años.Hollande dijo que los sindicatos ya estaban advirtiendo que las empresas estaban preparando una ronda de despidos para cuando finalizara la campaña presidencial, en la que Sarkozy ha hecho todo lo posible para evitar importantes cierres industriales.”Los sindicatos son conscientes de ello. Se están preparando las decisiones que han sido pospuestas”, dijo Hollande al diario Le Parisien en una entrevista. “No es nuestra victoria lo que disparará los planes de despido después de 6 de mayo”, afirmó.La perspectiva de que un socialista sea presidente francés por primera vez desde que François Mitterrand dejó el cargo en 1995 no gusta a algunos inversores, lo que contribuye a ampliar la diferencia de los rendimientos del bono francés contra el referencial de Alemania.La promesa de Hollande de renegociar un pacto de disciplina presupuestaria inspirado por Alemania para corregir las finanzas de los gobiernos europeos había despertado temores de un regreso a lo más profundo de la crisis de la zona euro.Pero Berlín ha desestimado cualquier diferencia y recalca la necesidad de una estrategia de la UE en crecimiento y empleos frente a la creciente oposición dentro de Europa en las últimas semanas contra la austeridad.Hollande advirtió a los líderes empresariales que no se quedaría sin hacer nada cuando los trabajadores salieran a la calle.”Tenemos que decir a estas empresas que no aceptaremos esto sin reaccionar”, dijo al periódico.

TEMAS


Desempleo - Francia