Emergentes buscan protección ante crisis económica europea

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

El consenso general es que la crisis de la deuda europea afectará a todas las economías, pero qué tanto efecto negativo tendrá sobre cada país dependerá de los medidas que se tomen como protección. LR examinó cuatro economías emergentes y descubrió que el enfoque está en el ahorro y la flexibilidad de la política monetaria.

Durante su informe de previsiones de crecimiento económico, el Banco Mundial, al igual que otras entidades, exhortó a los países a prepararse 'para un largo periodo de inestabilidad económica' y la recomendación más clara fue reducir la deuda y el déficit y 'recuperar una política monetaria más neutral'.

'De esta manera, tendrán más espacio para ajustar su política en caso de que las condiciones mundiales empeoren bruscamente', dijo entonces Andrew Burns, el autor del informe.

La pregunta ahora es cuáles países emergentes y en desarrollo han seguido estos consejos.

Chile
Tal vez el país de América que más preparado está para una crisis es Chile. La economía chilena está protegida de los posibles coletazos a través de reformas laborales, el colchón del dólar libre y su política ahorrativa.

'Chile es un buen ejemplo de cómo se genera y mantiene un superávit fiscal en un contexto en que crece la economía para ahorrar para época de vacas flacas y eso les permite manejar recursos excedentes para enfrentar una crisis', dijo Saúl Pineda, director del centro de competitividad de la Universidad del Rosario. Por si fuera poco, la deuda pública del país solo llega a 10% como porcentaje del PIB

Además de esto, el gobierno pidió la aprobación de una ley que busca proteger el empleo local del impacto de la crisis. A través de esta, los empleados podrán trabajar media jornada, recibiendo un 50% del salario de parte del empleador y otro 25% de los fondos del seguro de cesantía. Todo esto con el fin de reducir los despidos masivos en las compañías en problemas.

Otra particularidad es que el Banco Central gasta capital tratando de controlar el precio del dólar gracias a su política de dejar su cotización libre.

Brasil
El gigante latinoamericano ha sido uno de los más golpeados en el último año por la desacelaración mundial. Después de crecer más de 7,5% en 2010, la economía carioca solo se expandió 2,7% en 2011.

Pero el gobierno de Dilma Rousseff se ha dedicado recientemente a diseñar más estrategias con el fin de estimular el crecimiento y proteger la economía de los vaivenes mundiales.

El gobierno se propuso estimular la inversión pública y privada a través de la reducción del Impuesto sobre las Operaciones Financieras y el porcentaje que se paga del Impuesto sobre Productos Industrializados. Estas dos medidas prometen atraer más capital.

Ahora bien, a pesar de los problemas de inflación que tiene el mercado brasileño, el banco central decidió rebajar a finales de mayo su tasa de interés.

'Los bancos centrales como el de Brasil están empezado a adoptar medias para afrontar una profundización de la crisis y se anticipan con recortes de tasas de interés', dijo Diego Fernando Ochoa, jefe de investigaciones de Profesionales de Bolsa.

'El primer mecanismo de actuación es el mecanismo monetario pero si hay otro deterioro se empiezan a ver medidas fiscales', agregó.

En cuanto a la protección de su economía, Brasil junto a los miembros de Mercosur, decidió aumentar los aranceles de las importaciones de los productos por fuera de la región a los máximos permitidos por la OMC como una forma de reducir la exposición de su sector industrial y agrícola.

China
La segunda economía del mundo es otra que ha empezado a sentir los vientos en contra de la economía mundial.

Los mercados tuvieron recientemente una sorpresa cuando el país decidió bajar sus tasas de interés por primera vez desde 2008. Por esto, a pesar que las autoridades chinas han enfatizado que el menor crecimiento es bueno y puede evitar un sobrecalentamiento, la reducción del precio del dinero es un indicio de que tal vez sea más de lo que esperaban.

El principal comprador de China es Europa. Por eso, compañías exportadoras han empezado a exigir garantías de los bancos de sus clientes, anticipándose así a una posible falta de crédito que afecte los pagos.

Además de esto, el país ha empezado a propiciar que sus bancos ofrezcan líneas de créditos para consumo con más facilidad, y así no perder dinamismo.

Perú
Dado que las exportaciones son el motor del alto crecimiento que ha tenido Perú en los últimos años, el gobierno ha hecho notar la necesidad de encontrar una diversificación de los destinos de exportación más allá de Europa y Asia.

Pero el país latinoamericano tiene otras ventajas que lo protegen de un recrudecimiento de la crisis mundial.

Por un lado, es de las naciones que han mantenido un superávit fiscal estable en los últimos años, gracias al ajuste en sus políticas de ahorro. Además tiene una proporción de deuda muy baja con respecto a los demás países.

Para Fabio Moscoso, investigador económico de la Universidad EAN, los países como Perú tienen 'un nivel de endeudamiento bajo y son grandes exportadores de commodities y eso permite un nivel de ingresos importante, lo cual es una combinación adecuada'.

Pero además de esto, Perú cuenta con un fondo de estabilidad de US$5.000 millones que le permitirá cierta flexibilidad y protección a los sectores, como el minero, que más se verán afectados por una falta de compras en Europa o en el resto del mundo.

Las opiniones

Saúl Pineda
Director del centro de competitividad de la universidad del rosario

'Chile es un buen ejemplo de cómo se genera y mantiene un superávit fiscal en un contexto en que crece la economía para ahorrar para la época de las vacas flacas'.

Diego Fernando Ochoa
Jefe de investigaciones de Profesionales de Bolsa

'Los bancos centrales como el de Brasil están empezado a adoptar medias para afrontar una profundización de la crisis y se anticipan con recortes de tasas de interés'.

Omar Saúl Duarte
Director adjunto del observatorio financiero de la universidad nacional

'Los países se han visto menos afectados por los precios altos de los comodities e intervienen el mercado monetario para tener una moneda más competitiva'.

TEMAS


Europa