Empresas mexicanas culpan a Colombia de sus malos resultados

Ejecutivos culparon al bajo crecimiento económico que se situó en un mínimo de nueve años y a un complicado entorno de consumo.

Bloomberg

Las empresas mexicanas que tratan de explicar la razón por la que no cumplieron con sus metas de ganancias y por los decepcionantes resultados del cuarto trimestre encontraron un culpable común: Colombia.

Ejecutivos de compañías de telefonía inalámbrica, operadores aeroportuarios, productores de refrescos y fabricantes de cemento dijeron en conferencias telefónicas este mes que sus operaciones en Colombia afectaron sus resultados. Culparon al bajo crecimiento económico que se situó en un mínimo de nueve años y a un complicado entorno de consumo.

La situación representa un cambio de fortuna para un país que parecía estar resistiendo mientras otras economías latinoamericanas se desaceleraban debido a la caída que experimentaban las materias primas en todo el mundo. Pero en los últimos trimestres, la baja del sector manufacturero combinada con la débil confianza del consumidor han socavado la economía de Colombia. El año pasado, el producto interno bruto creció a su ritmo más débil en casi una década, lo que llevó a Moody’s Investors Service a reducir su perspectiva para la deuda soberana del país de estable a negativa.

Cemex SAB, que opera en Colombia a través de Cemex Latam Holdings SA, dijo en una conferencia telefónica del 8 de febrero que los volúmenes de cemento y concreto en el país cayeron 8 por ciento en el trimestre. La embotelladora Coca-Cola Femsa SAB reportó una caída de casi el 7 por ciento en los volúmenes de Colombia en medio de una “prolongada confianza negativa del consumidor”.

Mientras tanto, el operador de aeropuertos Grupo Aeroportuario del Sureste SAB, conocido como Asur, sufrió una larga huelga de pilotos en Colombia. El tráfico en el país, que representa el 20% del tráfico total de Asur, cayó 13%. En tanto,  América Móvil SAB del multimillonario Carlos Slim recibió un golpe luego que un tribunal emitiera un fallo sobre los derechos de propiedad que le costó casi US$1.000 millones (el operador está apelando la decisión). También es uno de los pocos lugares en la cartera de América Móvil donde el ingreso promedio por usuario está disminuyendo.

Aunque la mayor parte de las empresas de Colombia aún no han informado sus resultados, es probable que las que quedan también decepcionen. En promedio, las empresas registraron ganancias que se situaron un 15 por ciento por debajo de las estimaciones de analistas.

Las empresas mexicanas, que han pasado décadas expandiendo su presencia en la cuarta economía más grande de Latinoamérica, probablemente verán empeorar las condiciones antes de que mejoren. Moody’s dijo que las elecciones al Congreso de marzo y una contienda presidencial en mayo podrían derivar en un estancamiento político.

“Un crecimiento más débil y menores ingresos fiscales probablemente darán como resultado un ritmo más lento de consolidación fiscal” que lo que proyecta el gobierno, dijo Moody’s en su informe. Después de las elecciones, “la polarización política puede obstaculizar la capacidad del nuevo gobierno de implementar reformas fiscales”.

TEMAS


Cemex - América Móvil - México - PIB - Resultados 2017 - Moody's