Las 18 reformas pensionales que se han hecho en la región en la última década

Argentina ha realizado dos reformas estructurales de pensiones, una en 2008 y otra en 2017

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

El paquete de reformas al sistema pensional anunciado por Nicaragua el pasado 16 de abril y la reacción de la sociedad nicaragüense que llevó al Gobierno a cancelar la medida, han puesto en la mira a las reformas en curso que están llevando a cabo algunos países latinoamericanos.

En la última década, se han registrado 18 reformas pensionales en la región y según datos de la Cepal, entre 2008 y 2017, solo tres países de la región han realizado reformas estructurales a su sistema pensional. Estos son Argentina en 2008 y recientemente en 2017, Chile en el mismo año con un modelo integrado y Bolivia en 2010 con un modelo sustitutivo. Entre tanto, en el mismo lapso, 14 países de la región realizaron reformas paramétricas (es decir, que no cambian la estructura de su sistema) entre los que resalta Colombia con un modelo paralelo, mismo tipo que implementó Perú en 2016. Por otra parte, Brasil y Ecuador presentaron modelos de reparto en 2015 y Venezuela en 2014.

Argentina es el país de la región con más reformas en la última década al contar con dos cambios estructurales. En diciembre, el Gobierno de Mauricio Macri aprobó un proyecto que establece una nueva fórmula de cálculo de las pensiones y eleva la edad de jubilación de 65 a70 años para los hombres y de 60 a 63 años para las mujeres. Esta fórmula genera un ahorro al país de cerca de US$ 5.600 millones anuales y le permitirá ahorrar en 2018 una quinta parte de su déficit.

Entre tanto en Brasil, el Gobierno de Michel Temer ha intentado promover una reforma pensional que no ha surgido efecto al no contar con apoyo del Congreso a pocos meses de las elecciones. Esta reforma pretende ahorrar US$148.000 millones en diez años estableciendo la edad mínima de jubilación en 65 años para los hombres y en 62 para las mujeres. Según la Ocde, mientras en general los esquemas públicos de pensiones de sus países miembro incluyen una edad mínima de jubilación, “el sistema brasileño entrega elevadas tasas de reemplazo a una baja edad de jubilación,” según cita el organismo en un informe especial en el que califica al sistema de “ insostenible” e “inviable”.

En Chile, a pesar de que su sistema es modelo para otros países, se intentó reformar tres veces en el Gobierno de Michelle Bachelet. Ahora, Sebastián Piñera, quien se posesionó enmarzo, prometió un nuevo sistema que busca una mayor tasa de cotización y mejores pensiones para individuos de ingresos medios. Actualmente a los pensionados se les otorga un promedio de US$350 mensuales, cifra por debajo del salario mínimo. Este sistema es controlado por seis Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) privadas que manejan activos por más de US$170.00 millones.

LOS CONTRASTES

  • Eduardo SarmientoDirector del Cie de la escuela de Ingeniería

    “El problema radica en que los fondos privados de pensiones se quedan con la mayor parte de las ganancias, siendo inequitativo”.


  • Rosario CórdobaDirector del Consejo privado Competitividad

    “Hay un desequilibrio totalmente regresivo en los sistemas pensionales que se debería cambiar, siendo un tema incluso ético”.

Eduardo Sarmiento, director del CIE de la Escuela de Ingeniería, es crítico de la privatización del sistema y dice que “ese modelo reparte las ganancias de forma inequitativa”. En el caso colombiano, la calificadora de riesgos Fitch Ratings aseguró que “la reforma pensional en Colombia es cada vez más urgente” y desde Asofondos se pide crear un nuevo sistema que sería operado por AFP púbicas y privadas. Rosario Córdoba, directora del Consejo Privado de Competividad, asegura que “independiente de la edad de pensión hay que lograr un sistema pensional más equitativo y no desequilibrado como el que tenemos hoy”.

Las edades de jubilación en los países de la región

La edad mínima para obtener su pensión en hombres y mujeres varía en los principales países de la región. Colombia, Bolivia y Venezuela son los países en los que las mujeres se pueden jubilar a más temprana edad siendo a los 57 años en el primero, y a los 55 años en los otros dos. En el caso de Brasil, aunque está establecido 65 años para los hombres y 60 para las mujeres, el sistema permite que estos puedan jubilarse desde los 50, según datos de la Cepal. Los requerimientos de edad más altos los tienen los hombres en Argentina que tras la última reforma podrán optar por jubilarse al cumplir los 70 años.

TEMAS


Fondos de Pensiones - América Latina