En Marruecos inauguraron un nuevo templo del lujo

Expansión

Nuevos conceptos lujosos marcan las tendencias de los hoteles a nivel mundial. Esta vez fue el arquitecto francés Jacques García, que en 2009 renovó La Mamounia, quien realizó el diseño de un nuevo hotel, llamado el Selman Marrakech, situado a los pies del Atlas.

Nada más atravesar su puerta, el viajero se adentra en un universo que rememora el esplendor oriental.

El establecimiento hotelero cuenta con fachadas geométricas, fuentes y jardines cuidados, lo que lo hace un armónico conjunto en el que el tiempo se ha detenido.

Para la construcción del lugar, se requirieron cerca de tres años de trabajo artesano para crear esta nueva referencia en la alta hostelería marroquí.

Este hotel cuenta con 56 ostentosas habitaciones. En las cuales hay 20 junior suites, que cuestan 464 Euros, seis suites deluxe, con un valor aproximado de 563 Euros y cinco riads , que valen 1.500 Euros.

Cada una de las habitaciones cuenta con un jardín privado, piscina climatizada y servicio de mayordomo. Otra seña de identidad del Selman es su establo, también diseñado por García, con 16 caballos árabes, 10 de ellos pura sangre.

A la hora de comer, se puede elegir entre dos restaurantes: Selman, una brasserie con carta internacional; y Assil Pavilion, especializado en platos mediterráneos. Además tiene tres bares, uno de ellos junto a la piscina. Su spa de inspiración oriental, el Espace Vitalité Chenot, está reconocido por sus tratamientos innovadores. La tarifa de apertura incluye dos noches en la categoría superior, visita a los establos y desayuno, por 359 Euros la noche.