Equipo de campaña de Obama pide a Romney que muestre antecedentes tributarios

Reuters

La campaña del presidente Barack Obama y demócratas de alto rango pidieron hoy a Mitt Romney que entregue más datos tributarios personales y plantearon preguntas sobre sus activos en el exterior que la campaña del aspirante republicano criticó como un “impropio y desagradable” ataque contra su carácter.

Demócratas y republicanos han debatido sobre la economía, pero los demócratas aprovecharon el domingo los activos de Romney en el extranjero durante programas de conversación en su intento por mostrarlo como un hombre rico fuera de contacto con los estadounidenses comunes.

Romney enfrentará a Obama en las elecciones del 6 de noviembre y las encuestas apuntan a una carrera reñida.

La presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, planteó el tema en "Fox News Sunday" mientras se agotaba el tiempo de su entrevista.

"Realmente me gustaría ver que Mitt Romney entregue más de un año de registros tributarios, porque recientemente ha habido preocupantes reportes sobre que él tiene una corporación en Bermudas, una corporación secreta en Bermudas que de la que nadie sabe nada, inversiones en las (islas) Caimán, algo así como una cuenta en un banco suizo", declaró.

"Los estadounidenses necesitamos preguntarnos por qué un hombre de negocios estadounidense necesita una cuenta en un banco suizo e inversiones secretas como esa", agregó Schultz.

El asesor de campaña de Obama Robert Gibbs, en "State of the Union" de CNN, pidió a Romney que entregue datos de varios años de impuestos para permitir que se investigue su cumplimiento de la ley tributaria. Cuando se le preguntó si Romney había violado la ley, Gibbs dijo, "Bueno, no lo sé".

"Lo único que él podría hacer (…) para aclarar si ha hecho o no algo ilegal, si está ocultando sus ingresos a los impuestos en Bermudas o Suiza, es hace lo que todos los otros candidatos presidenciales han hecho, y eso es entregar varios años de datos de declaraciones de impuestos", refirió Gibbs.

"El lema de este hombre es: 'Cree en Estados Unidos' y debería ser 'Negocios en Bermudas'. De eso se trata Mitt Romney", sentenció Gibbs.

La campaña de Romney respondió.

"El más reciente ataque infundado de la campaña de Obama contra el carácter de Mitt Romney es impropio y desagradable", dijo Andrea Saul, una portavoz de la campaña de Romney.

Associated Press había reportado que una compañía extranjera con sede en Bermudas había ayudado a aumentar la riqueza de Romney, aún cuando no aparece en sus reportes financieros estatales o federales de los últimos 15 años.

La campaña de Obama divulgó el domingo un video en internet planteando preguntas sobre las cuentas de Romney en el exterior.

"Mitt Romney podría ser el primer presidente en la historia que oculta millones en el extranjero, así que el pueblo estadounidense merece una explicación de por qué él escoge invertir en otros países conocidos como paraísos tributarios en lugar de Estados Unidos", dijo la campaña en un comunicado.

Saul defendió al aspirante presidencial republicano, diciendo, "Mitt Romney ha tenido una carrera exitosa en el sector privado, paga cada centavo de impuestos que debe, ha dado con generosidad a organizaciones de caridad y ha servido a numerosas causas más grandes que él".

"Barack Obama se ha convertido en lo que él alguna vez enfrentó -un político típico dispuesto a utilizar ataques falsos y deshonestos para salvar su puesto luego de que no pudo hacer su trabajo", dijo Saul.

Romney, un multimillonario ex ejecutivo de empresas privadas, es uno de los hombres más ricos que ha postulado a la presidencia de Estados Unidos. El tiene una fortuna neta estimada de cerca de US$250 millones.

Romney ha entregado sus declaraciones del 2010 y estimaciones del 2011, pero se ha mostrado reacio a liberar más. En abril, solicitó una extensión para presentar sus documentos tributarios del 2011, mientras estimaba que debía pagar unos 3,2 millones de dólares en impuestos el año pasado.

Cuatro meses antes de la elección presidencial, los demócratas buscan mostrar a Romney como alguien que no está en contacto con los problemas de los estadounidenses que enfrentan una débil economía, mientras los republicanos apuntan a las políticas de Obama como insuficientes para generar un fuerte crecimiento económico.

TEMAS


Impuestos