Lea el testimonio completo de Zuckerberg ante el Congreso de EE.UU.

Bloomberg

El Congreso de Estados Unidos reveló el testimonio que dará el presidente de Facebook, Mark Zuckerberg

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

“No hicimos lo suficiente para evitar que estas herramientas se usen también para hacer daño”. Esa es una de las frases que dará el presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, ante el Congreso de Estados Unidos, tras el escándalo de la filtración de datos a Cambridge Analytica.

 

En su testimonio, divulgado previo a su comparecencia de este miércoles, el empresario agrega que la compañía “no tomó una visión lo suficientemente amplia de nuestra responsabilidad” y destaca la manera en la que no le dieron la importancia que tenían las noticias falsas, la interferencia extranjera en las elecciones y el discurso del odio.  “Fue mi error, y lo siento. Empecé Facebook, lo administro y soy responsable de lo que sucede aquí”, dice Zuckerberg.

Durante su comparecencia, el CEO de la compañía asegura que evaluará la relación que tiene la red social con las personas para asegurarse que ahora sí están teniendo “una visión lo suficientemente amplia” de su responsabilidad, por lo que recalca que “no es suficiente simplemente conectar personas, tenemos que asegurarnos de que esas conexiones sean positivas. No es suficiente simplemente darles voz a las personas, tenemos que asegurarnos de que la gente no lo esté usando para dañar a las personas o difundir información errónea. No es suficiente dar a la gente el control de su información, tenemos que asegurarnos de que los desarrolladores a los que se la han dado la protejan también”.

En su testimonio, el líder de Facebook hará un repaso de las acciones que han tomado. En el caso de Cambridge Analytica, tras hacer un recuento de cómo se enteraron de la filtración de datos, recuerda que la red social ya trabajar en restringir la cantidad de datos de los usuarios a los que los desarrolladores pueden acceder; dice que avanzan en la eliminación del acceso por parte de los desarrolladores a los datos si la aplicación no  ha sido usada durante los últimos tres meses y asegura que están en un proceso de investigar cada aplicación que tenía acceso “a una gran cantidad de información” antes de 2014.

Sobre la interferencia rusa en las elecciones de Estados Unidos, Zuckerberg reconoce que fueron “demasiados lentos” para detectar y responder la interferencia rusa. “Estamos trabajando duro para mejorar”, dice el presidente, quien además revela que al menos 126 millones de personas pudieron haber recibido información de la Agencia de Investigación de Internet (IRA), una agencia rusa que ha actuado “repetidamente de manera engañosa y ha intentado manipular personas en los EE. UU.”

Respecto a esto, a partir de ahora, todos los anunciantes que deseen publicar anuncios políticos deberán estar autorizados; crearon una herramienta que permite a todos ver los anuncios que se están ejecutando; Facebook trabaja con otras compañías de tecnología para compartir información que ayude a enfrentar estos ataques y exigirá que se verifiquen las personas que administran páginas grandes, para que sea más difícil para las personas ejecutar páginas usando cuentas falsas.

“Para solicitar la verificación de todas estas páginas y anunciantes, contrataremos miles de personas más. Estamos comprometidos a hacer esto a tiempo para los meses críticos previos a las elecciones de 2018 en los EE. UU., Así como a las elecciones en México, Brasil, India, Pakistán y en el próximo año”, dice.

Zuckerberg concluye que su prioridad es a las personas, construir comunidad
y acercar el mundo.

Este es el testimonio que dará ante el Congreso

Pesidente Walden, miembro de rango Pallone y miembros del comité, enfrentamos una serie de cuestiones importantes en torno a la privacidad, la seguridad y la democracia, y con razón tendrán preguntas difíciles de responder. Antes de hablar sobre los pasos que estamos tomando para abordarlos, quiero hablar sobre cómo llegamos aquí.

Facebook es una compañía idealista y optimista. Durante la mayor parte de nuestra existencia, nos enfocamos en todo el bien que pueden aportar las personas que se conectan. A medida que Facebook ha crecido, la gente en todas partes ha obtenido una nueva herramienta poderosa para mantenerse conectada con las personas que aman, hacer que sus voces sean escuchadas y construir comunidades y negocios. Recientemente, hemos visto el movimiento #metoo y el Marcha por nuestras vidas, organizado, al menos en parte, en Facebook. Después del huracán Harvey, la gente recaudó más de US$20 millones para recibir socorro. Y más de 70 millones de pequeñas empresas ahora usan Facebook para crecer y crear empleos.

Pero ahora está claro que no hicimos lo suficiente para evitar que estas herramientas se usen también para hacer daño. Eso se aplica a las noticias falsas, la interferencia extranjera en las elecciones y el discurso del odio, así como a los desarrolladores y la privacidad de los datos. No tomamos una visión lo suficientemente amplia de nuestra responsabilidad, y eso fue un gran error. Fue mi error, y lo siento. Empecé Facebook, lo administro y soy responsable de lo que sucede aquí.

Entonces ahora tenemos que analizar cada parte de nuestra relación con las personas y asegurarnos de que estamos teniendo una visión lo suficientemente amplia de nuestra responsabilidad.

No es suficiente simplemente conectar personas, tenemos que asegurarnos de que esas conexiones sean positivas. No es suficiente simplemente darles voz a las personas, tenemos que asegurarnos de que la gente no lo esté usando para dañar a las personas o difundir información errónea. No es suficiente dar a la gente el control de su información, tenemos que asegurarnos de que los desarrolladores a los que se las han dado la protejan también. En general, tenemos la responsabilidad no solo de crear herramientas, sino de garantizar que esas herramientas se utilicen para bien.

Tomará algún tiempo trabajar a través de todos los cambios que necesitamos hacer, pero me comprometo a hacerlo bien. Eso incluye mejorar la forma en que protegemos a las personas. Aquí hay algunas cosas clave que estamos haciendo:

II. CAMBRIDGE ANALYTICA

Durante las últimas semanas, hemos estado trabajando para comprender exactamente qué sucedió con Cambridge Analytica y tomar medidas para asegurarnos de que esto no vuelva a ocurrir. Tomamos medidas importantes para evitar que esto vuelva a suceder hoy, hace cuatro años, pero también cometimos errores, hay más cosas por hacer, y tenemos que intensificar y hacerlo.

A. Qué sucedió

En 2007, lanzamos la Plataforma de Facebook con la visión de que más aplicaciones deberían ser sociales. Su calendario debe poder mostrar los cumpleaños de sus amigos, sus mapas deben mostrar dónde viven sus amigos y su libreta de direcciones debe mostrar sus fotos. Para hacer esto, habilitamos a las personas para que inicien sesión en las aplicaciones y compartir quiénes fueron sus amigos y cierta información sobre ellos.

En 2013, un investigador de la Universidad de Cambridge llamado Aleksandr Kogan creó una aplicación de prueba de personalidad. Fueron instaladas por alrededor de 300.000 personas que aceptaron compartir parte de su información de Facebook, así como información de sus amigos, cuya configuración de privacidad lo permitía.

Dada la forma en que funcionaba nuestra plataforma en ese momento, esto significaba que Kogan podía acceder a cierta información sobre decenas de millones de sus amigos.

En 2014, para evitar aplicaciones abusivas, anunciamos que estábamos cambiando toda la plataforma para limitar de forma drástica la información de Facebook a la que podían acceder las aplicaciones. Lo más importante, aplicaciones como la de Kogan ya no podía pedir información sobre los amigos de una persona a menos que sus amigos también hubieran autorizado la aplicación. También requerimos que los desarrolladores obtuvieran la aprobación de Facebook antes de que pudieran solicitar datos más allá del perfil público, la lista de amigos y la dirección de correo electrónico de un usuario. Estas acciones evitarían que cualquier aplicación como la de Kogan pueda acceder a la mayor cantidad de datos de Facebook en la actualidad.

En 2015, los periodistas de The Guardian nos dijeron que Kogan había compartido datos de su aplicación con Cambridge Analytica. Es contrario a nuestras políticas que los desarrolladores compartan datos sin el consentimiento de las personas, por lo que inmediatamente prohibimos la aplicación de Kogan desde nuestra plataforma, y ​​exigimos que Kogan y otras entidades a las que dio los datos, incluyendo Cambridge Analytica, certificaran formalmente que habían borrado todos los datos adquiridos indebidamente, lo que finalmente hicieron.

El mes pasado, supimos por The Guardian, The New York Times y Channel 4 que Cambridge Analytica puede no haber eliminado los datos como lo habían certificado. Inmediatamente les prohibimos que usen cualquiera de nuestros servicios. Cambridge Analytica afirma que ya ha eliminado los datos y aceptó una auditoría forense realizada por una empresa que contratamos para investigar esto. También estamos trabajando con la Oficina del Comisionado de Información del Reino Unido, que tiene jurisdicción sobre Cambridge Analytica, mientras completa su investigación sobre lo que sucedió.

B. Qué estamos haciendo

Tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que lo que sucedió con Kogan y Cambridge Analytica no vuelva a suceder. Estos son algunos de los pasos que estamos tomando:

• Protección de nuestra plataforma. Debemos asegurarnos de que los desarrolladores como Kogan que tuvieron acceso a mucha información en el pasado no puedan acceder a tanta información en el futuro.

• Realizamos algunos cambios importantes en la plataforma de Facebook en 2014 para restringir drásticamente la cantidad de datos a los que los desarrolladores pueden acceder y para revisar proactivamente las aplicaciones en nuestra plataforma. Esto hace que un desarrollador de hoy no pueda hacer lo que Kogan hizo hace años.

• Pero podemos hacer más aquí para limitar la información a la que los desarrolladores pueden acceder y poner más protecciones para prevenir el abuso.

– Estamos eliminando el acceso de los desarrolladores a tus datos si no has utilizado su aplicación en tres meses.

– Estamos reduciendo los datos que le da a una aplicación cuando la aprueba solo para su nombre, foto de perfil y dirección de correo electrónico. Eso es mucho menos de lo que las aplicaciones pueden obtener en cualquier otra plataforma de aplicaciones importante.

– Exigimos que los desarrolladores no solo obtengan aprobación sino que también firmen un  contrato que impone requisitos estrictos para solicitar el acceso de cualquier persona a sus publicaciones u otros datos privados.

– Estamos restringiendo más API como grupos y eventos. Debería poder iniciar sesión en las aplicaciones y compartir su información pública fácilmente, pero cualquier cosa que también pueda compartir información de otras personas, como otras publicaciones en grupos en los que te encuentras u otras personas yendo a eventos a los que vas a ir, será mucho más restringido.

– Hace dos semanas, descubrimos que se abusaba de una función que le permite buscar a alguien por su número de teléfono y correo electrónico. Esta característica es útil en los casos en que las personas tienen el mismo nombre, pero se abusa de vincular la información pública de Facebook de las personas con un número de teléfono que ya tenían. Cuando nos enteramos del abuso, cerramos esta función.

– Investigar otras aplicaciones. Estamos en el proceso de investigar cada aplicación que tenía acceso a una gran cantidad de información antes de que cerráramos nuestra plataforma en 2014. Si se detecta actividad sospechosa, haremos una auditoría forense completa. Y si descubrimos que alguien está utilizando datos de manera incorrecta, los prohibiremos y se lo diremos a todos los afectados.

• Construyendo mejores controles. Finalmente, estamos facilitando la comprensión de las aplicaciones a las que se les ha permitido acceder a sus datos. Esta semana comenzamos a mostrarle a todos una lista de las aplicaciones que han usado y una manera fácil de revocar los permisos a sus datos. Ya se puede hacer esto en su configuración de privacidad, pero vamos a ponerlo en la parte superior del News Feed para asegurarse de que todos lo vean. Y también les dijimos a todos aquellos cuya información de Facebook pudo haber sido compartida con Cambridge Analytica.

Más allá de los pasos que ya habíamos dado en 2014, creo que estos son los próximos pasos que debemos dar para continuar asegurando nuestra plataforma.

III. INTERFERENCIA EN LAS ELECCIONES RUSAS

La misión de Facebook es darles a las personas una voz y unirlas. Esos son valores profundamente democráticos y estamos orgullosos de ellos. No quiero que nadie use nuestras herramientas para socavar la democracia. Eso no es lo que defendemos.

Fuimos demasiado lentos para detectar y responder a la interferencia rusa, y estamos trabajando duro para mejorar. Nuestra sofisticación en el manejo de estas amenazas está creciendo y mejorando rápidamente. Vamos a seguir trabajando con el gobierno para entender el alcance total de la interferencia de Rusia, y haremos nuestra parte no solo para garantizar la integridad de elecciones libres y justas en todo el mundo, sino también para darles a todos una voz y ser una fuerza para el bien en la democracia en todas partes.

A.      Lo que sucedió

Las elecciones siempre han sido momentos especialmente delicados para nuestro equipo de seguridad, y las elecciones presidenciales de 2016 en EE. UU. no fueron una excepción.

Nuestro equipo de seguridad ha sido consciente de las amenazas cibernéticas tradicionales rusas, como la piratería y el malware, durante años. Antes del día de las elecciones de noviembre de 2016, detectamos y resolvimos varias amenazas vinculadas a Rusia. Esto incluyó la actividad de un grupo llamado APT28, que el gobierno de los Estados Unidos ha vinculado públicamente a los servicios de inteligencia militar rusos. Pero si bien nuestro enfoque principal fue en las amenazas tradicionales, también vimos un comportamiento nuevo en el verano de 2016 cuando las cuentas relacionadas con APT28, bajo el nombre de DC Leaks, crearon personas falsas que se utilizaron para generar información robada para periodistas. Cerramos estas cuentas por violar nuestras políticas.

Después de las elecciones, continuamos investigando y aprendiendo más sobre estas nuevas amenazas. Lo que descubrimos fue que los malos actores habían usado redes coordinadas de cuentas falsas para interferir en las elecciones: promocionar o atacar candidatos y causas específicas, crear desconfianza en las instituciones políticas o simplemente diseminar la confusión. Algunos de estos malos actores también usaron nuestras herramientas publicitarias.

También aprendimos sobre una campaña de desinformación llevada a cabo por la Agencia de Investigación de Internet (IRA), una agencia rusa que ha actuado repetida y engañosamente y ha intentado manipular personas en los EE. UU., Europa y Rusia. Encontramos alrededor de 470 cuentas y páginas vinculadas al IRA, que generaron alrededor de 80.000 publicaciones de Facebook en un período de aproximadamente dos años. Nuestra mejor estimación es que aproximadamente 126 millones de personas pudieron recibir contenido de una página de Facebook asociada con el IRA en algún momento durante ese período. En Instagram, donde nuestros datos sobre el alcance no son tan completos, encontramos alrededor de 120.000 piezas de contenido, y estimamos que es probable que otros 20 millones de personas lo hayan atendido.

Durante el mismo período, el IRA también gastó aproximadamente US$100.000 en más de 3.000 anuncios en Facebook e Instagram, que fueron vistos por aproximadamente 11 millones de personas en los Estados Unidos. Cerramos estas cuentas IRA en agosto de 2017.

B. Qué estamos haciendo

No hay duda de que deberíamos haber detectado la interferencia rusa anteriormente, y estamos trabajando arduamente para asegurarnos de que no vuelva a suceder. Nuestras acciones incluyen:

• Crear nueva tecnología para prevenir el abuso. Desde 2016, hemos mejorado nuestras técnicas para evitar que los estados nacionales interfieran en las elecciones extranjeras, y hemos creado herramientas de IA más avanzadas para eliminar las cuentas falsas en general. Ha habido una serie de elecciones importantes desde entonces donde estas nuevas herramientas se han implementado con éxito.

Por ejemplo:

– En Francia, antes de las elecciones presidenciales de 2017, encontramos y eliminamos 30.000 cuentas falsas.

– En Alemania, antes de las elecciones de 2017, trabajamos directamente con la comisión electoral para aprender de ellas sobre las amenazas que vieron y para compartir información.

– En las elecciones especiales del Senado de EE. UU. en Alabama el año pasado, implementamos nuevas herramientas de inteligencia artificial que detectaban y eliminaban proactivamente cuentas falsas de Macedonia que trataban de difundir información errónea.

– Hemos deshabilitado miles de cuentas vinculadas a spammers de noticias falsas organizados y con motivación financiera. Estas investigaciones se han utilizado para mejorar nuestros sistemas automatizados que encuentran cuentas falsas.

– La semana pasada, eliminamos más de 270 páginas y cuentas adicionales operadas por el IRA y se usaron para apuntar a personas en Rusia y personas que hablan ruso en países como Azerbaiyán, Uzbekistán y Ucrania. Algunas de las páginas que eliminamos pertenecen a las organizaciones de noticias rusas que determinamos que estaban controladas por el IRA.

– Aumentar significativamente nuestra inversión en seguridad. Ahora contamos con aproximadamente 15.000 personas trabajando en seguridad y revisión de contenido. Tendremos más de 20.000 para el final de este año.

– He ordenado a nuestros equipos que inviertan en seguridad, además de las otras inversiones que estamos realizando, que afectará significativamente nuestra rentabilidad. Pero quiero dejar en claro cuál es nuestra prioridad: proteger a nuestra comunidad es más importante que maximizar nuestras ganancias.

• Fortalecer nuestras políticas publicitarias. Sabemos que algunos miembros del Congreso están explorando formas de aumentar la transparencia en torno a la publicidad política o temática, y nos complace seguir trabajando con el Congreso al respecto. Pero no estamos esperando que la legislación actúe.

– A partir de ahora, todos los anunciantes que deseen publicar anuncios políticos o de emisión deberán estar autorizados. Para obtener la autorización, los anunciantes deberán confirmar su identidad y ubicación. Se prohíbe a los anunciantes que no aprueben la publicación de anuncios políticos o temáticos. También los etiquetaremos y los anunciantes deberán mostrarle a usted que pagó por ellos. Estamos comenzando esto en los EE. UU. y expandiéndonos al resto del mundo en los próximos meses.

– Para una mayor transparencia en los avisos políticos, también hemos creado una herramienta que permite a todos ver los anuncios que se están ejecutando. Estamos probando esto en Canadá ahora y lo lanzaremos globalmente este verano. También estamos creando un archivo de búsqueda de anuncios políticos pasados.

– También exigiremos que se verifiquen las personas que administran páginas grandes. Esto hará que sea mucho más difícil para las personas ejecutar páginas usando cuentas falsas, o para crecer de forma viral y difundir información errónea o contenido divisivo de esa manera.

– Para solicitar la verificación de todas estas páginas y anunciantes, contrataremos miles de personas más. Estamos comprometidos a hacer esto a tiempo para los meses críticos previos a las elecciones de 2018 en los EE. UU., así como a las elecciones en México, Brasil, India, Pakistán y en el próximo año.

– Estos pasos por sí solos no detendrán a todas las personas que intenten jugar con el sistema. Pero harán que sea mucho más difícil para cualquiera hacer lo que hicieron los rusos durante las elecciones de 2016 y usar cuentas falsas y páginas para publicar anuncios. La interferencia electoral es un problema que es más grande que cualquier plataforma, y ​​es por eso que apoyamos la Ley de anuncios honestos. Esto ayudará a elevar el nivel de toda la publicidad política en línea.

– Compartiendo información. Hemos estado trabajando con otras compañías de tecnología para compartir información sobre amenazas, y también estamos cooperando con los gobiernos de EE. UU. y de otros países en materia de integridad electoral.

Al mismo tiempo, también es importante no perder de vista las formas más sencillas y amplias en que Facebook juega un papel en las elecciones.

En 2016, la gente tuvo miles de millones de interacciones y discusiones abiertas en Facebook que quizás nunca sucedieron fuera de línea. Los candidatos tenían canales directos para comunicarse con decenas de millones de ciudadanos. Las campañas gastaron decenas de millones de dólares en organización y publicidad en línea para difundir sus mensajes. Y organizamos esfuerzos para “sacar el voto” que ayudaron a más de 2 millones de personas a registrarse para votar, que de otro modo podrían no haber votado.

La seguridad, incluso en torno a las elecciones, no es un problema que pueda resolverse en su totalidad. Las organizaciones como el IRA son adversarios sofisticados que evolucionan constantemente, pero seguiremos mejorando nuestras técnicas para seguir adelante. Y también seguiremos construyendo herramientas para ayudar a más personas a hacer oír sus voces en el proceso democrático.

IV. CONCLUSIÓN

Mi principal prioridad siempre ha sido nuestra misión social de conectar a las personas, construir comunidad y acercar el mundo. Los anunciantes y los desarrolladores nunca tendrán prioridad sobre eso, siempre y cuando yo esté al mando de Facebook.

Empecé Facebook cuando estaba en la universidad. Hemos recorrido un largo camino desde entonces. Ahora servimos a más de 2.000 millones de personas en todo el mundo, y todos los días, las personas usan nuestros servicios para mantenerse conectados con las personas que más les importan. Creo profundamente en lo que estamos haciendo. Y cuando abordamos estos desafíos, sé que miraremos hacia atrás y veremos cómo ayudar a las personas a conectarse y dar a más personas una voz como una fuerza positiva en el mundo.

Me doy cuenta de que los problemas de los que estamos hablando hoy no son solo problemas para Facebook y nuestra comunidad: son desafíos para todos nosotros como estadounidenses. Gracias por invitarme hoy y estoy listo para responder sus preguntas.

TEMAS


Facebook - Cambios en Facebook - Cambridge Analytica