España confirma recesión, mientras la Unión Europea pide que acepte un rescate

Ripe

Los problemas financieros de España están cada vez peor y ya llaman la atención de las autoridades europeas.

Por un lado, el Banco de España confirmó que la economía está en una recesión y por otro, el Gobierno reveló que en solo dos meses ya se acumuló 1,94% de déficit, más de la tercera parte de la meta para este año.

Como si fuera poco, la Comisión Europea cree que España debería recurrir al fondo de rescate que ofrecen los países del bloque para reactivar su sistema bancario y lograr que se empiecen a dar créditos nuevamente que revivan a la economía.

La Comisión asegura que si se pide un temprano rescate se minimizará el `efecto estigma` que esta petición de ayuda podría suponer.

Fuentes del Ministerio de Economía han asegurado a Expansión.com que 'la UE no ha pedido formalmente a España que acuda al fondo de rescate' y añaden que, además, el sistema financiero español no va a necesitar esa ayuda. Sin embargo, Bruselas considera que el plan del Gobierno de pedir unas provisiones extra de ?$52.000 millones para sanear los activos inmobiliarios dañados será insuficiente si la crisis se alarga. Las entidades españolas tienen que detallar esta semana al Banco de España las medidas que piensan tomar para cumplir estas exigencias.

'¿Es suficiente? Depende de lo que dure la crisis', explica un alto funcionario europeo. En opinión del Ejecutivo comunitario, la crisis en España podría durar menos si el precio de la vivienda se ajusta más rápidamente que hasta ahora. Ello exigiría a su vez más capital para sanear las entidades. Pero el sector privado, la opción favorita de Bruselas para recapitalizar la banca, rechaza invertir en estos momentos o sólo lo hace 'a precios de saldo'.

La segunda alternativa sería recurrir al capital público, algo que 'España ha hecho poco y más tarde que el resto de países, porque al principio de la crisis no lo necesitaba'. Poner más recursos públicos para acelerar el saneamiento del sistema financiero 'vendría muy bien', pero 'haría subir el nivel de deuda' en un momento en que España sigue sujeta a una estrecha vigilancia del mercado.

Continúa la recesión
El Banco de España confirmó que la economía se ha seguido contrayendo en el primer trimestre de 2012, por lo que el país volvería técnicamente a la recesión. Además alertó que se ha intensificado la destrucción de empleo.

'La información más reciente referida al inicio de 2012 confirma la prolongación de la dinámica contractiva del PIB en el primer trimestre de este año', explica el informe.

Esta caída se suma a la contracción del 0,3% registrada en el último trimestre de 2011, con lo que supondría la entrada en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo).

El organismo destaca que respecto al consumo privado, 'los indicadores que miden la confianza de los consumidores y de los comerciantes minoristas retrocedieron en enero y febrero hasta niveles del año 2010'.

El informe muestra que esta tendencia también se muestra entre los indicadores cuantitativos. Así, el índice del comercio al por menor, del que se dispone de información más retrasada, registró una disminución interanual del 4,7 % en enero, que vino acompañada de una intensificación de la caída intermensual.

Y por su parte, el indicador de ventas de bienes y servicios de consumo de grandes empresas, elaborado por la Agencia Tributaria, y también correspondiente a enero, siguió mostrando un retroceso interanual, pero algo menos pronunciado que en meses anteriores.

En el caso de la inversión en bienes de equipo, 'los indicadores más recientes sugieren también una prolongación de la atonía de la demanda', añade el documento.

Meta del déficit inalcanzable
El déficit del Estado en febrero alcanza el 1,94% del PIB, hasta los ?$20.668 millones, según los datos de ejecución presupuestaria publicados ayer por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Este balance es el resultante de unos gastos no financieros en términos de contabilidad nacional de ?$29.807 millones, frente a ingresos no financieros que subieron a ?$9.139 millones. En su comunicado, Hacienda justifica el déficit del 1,94% del PIB en que en este periodo existen adelantos de transferencias a las Comunidades Autónomas a cuenta de la liquidación definitiva del sistema de financiación 2010.

También pone de manifiesto las mayores transferencias a la Seguridad Social, por un importe global de unos ?$6.000 millones, aunque estas partidas se irán cancelando a lo largo del año.

Además, los ingresos aún no incluyen la mayor parte del incremento de las retenciones a cuenta en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (Irpf) aprobadas para la corrección del déficit público, en el Real Decreto-ley aprobado en el pasado mes de diciembre.

Según Hacienda, todavía no pueden apreciarse las medidas de reducción del gasto de 0,5% del PIB adicionales que se recogerán en los Presupuestos Generales de 2012.

Desempleo no muestra señal de mejoría

Por lo que respecta al mercado de trabajo, el Banco de España asegura que 'el perfil de intensificación de la destrucción de empleo que se observó en el cuarto trimestre de 2011 se ha prolongado en los últimos meses'.

En particular, la cifra de afiliados a la Seguridad Social disminuyó en febrero un 2,6 % (-2,4 % en enero), mientras que la tasa interanual de avance del número de desempleados se aceleró en 0,9%, hasta el 9,6%.

Además, el organismo también hizo un análisis del desempleo en España y concluye que 'la destrucción de empleo durante la etapa recesiva se ha concentrado particularmente en las ramas de la construcción y de la agricultura y en los trabajadores con contrato temporal, con estudios medios o bajos, menores de 30 años y de nacionalidad extranjera'.

Las opiniones

Jean-Claude Juncker
Presidente del Eurogrupo

'En España y otros países del hemisferio sur de la UE es esencial hacer verdaderas reformas estructurales. Creo que no hay alternativas'.

Marisol torres
Analista de Helm Bank

'España no va a decir que necesita dinero o un rescate pues prenderían las alarmas. Es solo una advertencia y sería perjudicial para el mercado'.

Luis de Guindos
Ministro de Economía de España

'Hay que partir de un análisis realista. Se acabaron las expectativas de brotes verdes. España necesita una agenda reformista importante'