España dice que no aplicará más ajustes aunque pida ayuda

Reuters

El país ibérico no necesitará introducir nuevas medidas presupuestarias ni reformas pese a un eventual pedido de ayuda al fondo de rescate europeo, dijo el ministro de Economía a un diario local, mientras el Gobierno está a la espera de conocer los términos que conllevaría cualquier asistencia financiera.

"Iremos conociendo los detalles (de los mecanismos europeos de ayuda) y entonces podremos tener un calendario preciso", declaró Luis De Guindos en una entrevista publicada el domingo por el diario español ABC.

"Nosotros tenemos tiempo y podemos esperar hasta que todos esos detalles se despejen", añadió, y sostuvo que el Tesoro ya ha cubierto más del 70% de las necesidades brutas de financiación para este año.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dejó abierta por primera vez esta semana la posibilidad de pedir ayuda al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) – o a su sustituto permanente, el MEDE -, aunque antes esperará a conocer los detalles y condiciones que implicaría.

Las declaraciones de Rajoy se produjeron dos días después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijera que la institución estaba dispuesta a intervenir en los mercados, pero que para ello tendría que haber una petición de ayuda del país en apuros y unas condiciones estrictas.

Una intervención simultánea del FEEF en el mercado primario y del BCE en el secundario -lo que sería una fórmula de rescate "suave" frente al convencional de Grecia, Portugal e Irlanda- permitiría rebajar considerablemente la prima de riesgo española, actualmente en un nivel que "no es tolerable ni sostenible", reportó el diario, tras citar a De Guindos.

"Contra ello peleamos y estoy seguro de que se están poniendo las bases para volver a la racionalidad en los mercados", añadió.

Según De Guindos, no es esencial que los compromisos de ajustes presupuestarios y reformas tengan que estar "en un papel", sino que los socios europeos "no duden de tu comportamiento".

"No sabemos cómo se va a instrumentar todo el procedimiento. En cualquier caso, la parte sustancial del ajuste está hecha. (… ) No hay nuevas medidas porque creemos que con las que hemos aprobado será suficiente para cumplir con la senda de reducción déficit que hemos comprometido con Bruselas", aseveró.

Banco malo en agosto
Además, De Guindos dijo que la sociedad que englobará los activos problemáticos de la banca o "banco malo" será aprobará mediante un real decreto el 24 de agosto.

"Igualmente, se introducirán los cambios acordados con nuestros socios en cuanto a la estructura del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria)", indicó.

La creación del banco malo es una de las condiciones que ha impuesto Bruselas al rescate del sector bancario español, que podría ascender a un máximo de 100.000 millones de euros.

El resto de compromisos para dicho rescate se desarrollará también en gran medida en el real decreto, así como una nueva regulación para la comercialización de productos complejos como las participaciones preferentes.

"(Se introducirán estos cambios normativos en los productos complejos) con el objetivo de evitar los posibles abusos que se han producido en el pasado", manifestó el titular de Economía.

TEMAS


España