España duplicará el objetivo de déficit y seguirá en recesión en 2013

Ripe

España sólo logrará reducir el déficit público del 8,5% al 6,4% este año y al 6,3% en 2013 si no adopta nuevos recortes, debido a las desviaciones en las comunidades autónomas y la seguridad social, según las previsiones económicas de primavera publicadas este viernes por la Comisión Europea.

Estas cifras quedan muy lejos de los objetivos pactados con la UE del 5,3% en 2012 y del 3% el año que viene. Y concretamente para este ejercicio estas previsiones presentan un desvío en el déficit de 11.000 millones de euros.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, ha asegurado Bruselas que "tiene plena confianza en la determinación del Gobierno español para cumplir con la meta fiscal en línea con el pacto. En España, la clave para restaurar la confianza y el crecimiento es hacer frente a los desafíos fiscales y financieros inmediatos con plena determinación".

"Esto exige un control muy firme para frenar el exceso de gasto de los gobiernos regionales", añadió Rehn.

Además, Rehn agregó que el 30 de mayo, la Comisión estará en condiciones de evaluar las medidas extra que necesita España para cumplir con sus objetivos de déficit, una vez que se conozcan los ajustes de las comunidades y la reforma del sistema financiero.

De momento, el comisario europeo no ha querido aclarar si Bruselas le va a conceder a España un año más de margen, hasta 2014, para reducir el déficit hasta el 3%, tal y como se ha venido apuntando en las últimas semanas.

La recesión continúa
Según los cálculos de Bruselas, la economía española se contraerá un 1,8% este año (lo que supone un fuerte empeoramiento respecto al -1% que había pronosticado en febrero) y un 0,3% en 2013. Los pronósticos del Ejecutivo comunitario son ligeramente más negativos que los del Gobierno, que prevé un retroceso del 1,7% este año y un crecimiento del 0,2% el que viene.

La nueva recesión de la economía española, que se inició en el último trimestre de 2011, alcanzará su fase más álgida durante la segunda mitad de este año, "lo que refleja el impacto a corto plazo de los esfuerzos de consolidación" fiscal, explica la Comisión. Así, durante los dos últimos trimestres del año, España se contraerá un 1,1%, frente al decrecimiento del 0,3% entre enero y marzo y del 0,6% en el segundo trimestre.

La economía española sólo volverá a crecer en 2013, aunque a tasas muy bajas de alrededor del 0,5% trimestral. Y la Comisión avisa de que la vuelta al crecimiento podría tardar aún más si hay más recortes. En todo caso, para el conjunto del año la tasa será negativa por el efecto arrastre del año anterior.

El paro sigue su escalada
El paro seguirá subiendo durante los próximos dos años pese a la reforma laboral, hasta alcanzar el 24,4% de media en 2012 y el 25,1% el año que viene. "Teniendo en cuenta la actual debilidad de la economía española, esta reforma provocará probablemente un crecimiento más moderado (o incluso una reducción) de los salarios y más caídas en el empleo a corto plazo", avisa el Ejecutivo comunitario.

La inflación se situará en el 1,9% este año y bajará hasta el 1,1% en 2013, por debajo de la media de la eurozona, "lo que permitirá alguna mejora en la competitividad en materia de precios".

Por lo que se refiere a la previsión de déficit, la Comisión explica que sus cálculos tienen en cuenta el recorte de 10.000 millones de euros en educación y sanidad, pero no la amnistía fiscal prevista por el Gobierno "debido a la incertidumbre a la hora de estimar los ingresos adicionales que crearán estas medidas". "La aplicación con éxito de la amnistía fiscal implicaría un mejor resultado presupuestario que el actualmente estimado", señala Bruselas.

El Ejecutivo comunitario asegura que con las medidas adoptadas hasta ahora "el objetivo (de déficit) del Gobierno central (para 2012) está al alcance de la mano, pero se prevén desviaciones para los gobiernos regionales". Además, el sistema de seguridad social registrará de nuevo déficit debido al deterioro de las previsiones para el mercado laboral.

El nivel de deuda pública de España subirá al 80,9% este año y al 87% del PIB en 2013.

Riesgos
Bruselas avisa de que las previsiones están sujetas a considerables riesgos a la baja. "Una intensificación de la crisis de deuda soberana podría aumentar significativamente la prima de riesgo de España", afirma la Comisión.

"Además, un mayor deterioro de los balances de los bancos podría tener consecuencias negativas para el crédito a la economía real y para las finanzas públicas", según el Ejecutivo comunitario. Otros riesgos son el aumento de los precios del petróleo y una mayor tasa de ahorro en los hogares por miedo a la crisis.

TEMAS


España