España empezó su retaliación comercial por la expropiación de YPF con menores compras

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

El gobierno español decidió empezar a castigar comercialmente a Argentina por la expropiación de la filial petrolera española YPF.

En un consejo de ministros, el gabinete de Mariano Rajoy resolvió disminuir la compra de biodiésel al país austral con el fin de manifestar su rechazo a la nacionalización ordenada por Cristina Fernández de Kirchner.

El Ejecutivo diseñó una estrategia para dejar de importar el biocombustible argentino que a la vez beneficiaría su industria local: se asignarán metas de producción a las plantas españolas de biocarburantes para cubrir la demanda.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, firmó ayer una orden llamada `del biodiésel` en la que se espera ampliar las cuotas de producción del combustible a las industrias españolas. Esto además supondrá un recorte de la entrada de este tipo de productos procedente del país americano, uno de los grandes productores de biodiésel en el mundo.

Argentina exportó el año pasado a España más de 430.000 toneladas de este tipo de combustible, lo que supone el 53% del total de las importaciones españolas de biodiésel y que está avalado en cerca d e ?$750 millones (US$985 millones).

Las repercusiones para Argentina no son pocas. Entre el total para el mercado exterior, Argentina vendió 272.898 toneladas de biodiésel a España en el primer trimestre de este año, lo que representa el 66,3% de sus exportaciones, según la Cámara Argentina de Biocombustibles.

'Cualquier medida vinculada a la repartición del mercado y la exclusión de Argentina tendría efectos negativos en la producción y la comercialización de forma directa', dijo Gustavo Idígoras, analista de bioenergías a la agencia Reuters.

'Argentina debería hacer un esfuerzo adicional en caso de perder el mercado español', agregó.

Se esperan más castigos
El parlamento europeo también tomó el primer paso para castigar a Argentina por la expropiación de YPF. En su sesión de ayer, los diputados que representan a todos los países de Europa, aprobaron por una votación de 458 contra 71 que se estudie suspender parcialmente las ventajas arancelarias que tiene ese país en el continente.

El parlamento aseguró que 'deplora la decisión adoptada por el Gobierno argentino de expropiar la mayoría de las acciones de una empresa europea, ya que se trata de una decisión arbitraria y unilateral que supone un ataque al ejercicio de la libertad de empresa y al principio de seguridad jurídica, lo que deteriora el clima de negocios para las empresas de la UE en ese país'.

Esta decisión del cuerpo colegiado se suma al apoyo que algunos países han demostrado al gobierno español, entre los que se cuentan Francia y Estados Unidos, pero el respaldo de la gran mayoría del parlamento da seguridad al país en las próximas medidas a tomar.

Sin embargo, no todos estaban de acuerdo con una medida represiva. Algunos grupos de diputados, entre los que se cuentan los miembros de corte socialista como la Alianza Libre Europea y la Izquierda Unitaria, se abstuvieron y argumentaron que esta medida podría llevar a que se escale la tensión entre los dos países y sus empresas.

'Diluir el grado de confrontación sirve mejor a los intereses de las empresas y de España', comentaron.

Ahora bien, de darse la suspensión de las preferencias arancelarias tendría consecuencias duras para los exportadores argentinos.

'El mercado de Argentina tiene fortaleza en el sector agro industrial, el cual se verá afectado porque exportan grandes cantidades de alimentos y químicos. Por esos los principales afectados serán los exportadores', dijo Camilo Yepes, analista de Acciones de Colombia. 'De imponerse el castigo va a requerirse cierto tiempo para revertirlo. En el corto plazo no parece que haya una solución sencilla', agregó.

Ahora bien, para Diego Fernando Ochoa, jefe de investigaciones económicas de Profesionales de Bolsa, esta medida puede no ser tan grave a la larga. 'El impacto a las exportaciones es negativo y lastimará el ingreso tanto del Estado como de los exportadores. Sin embargo, los principales socios comerciales s de Argentina siguen siendo Brasil y Chile', anotó.

'Por eso, en sus cuentas fiscales, para Argentina es más relevante tener las ganancias de las exportaciones de petróleo que tendrá más adelante', agregó.

Según datos de 2010 de la Comisión Europea, las exportaciones argentinas beneficiadas por las ventajas aduaneras representaron ?$2.400 millones, lo que supone cerca del 27 % del total de las ventas de ese país a la UE.

Entre los productos que se benefician de las ventajas arancelarias están los biocombustibles y la materia prima para producirlos, además de aceites de soja y girasol, aceites esenciales de limón, gambas y filetes congelados de merluza, zumos de cítricos, tabaco, mandarinas y uvas de mesa.

Argentina seguirá como gran productora
Argentina está lista para convertirse en uno de los más grandes productores de biodiesel del mundo gracias a su mercado doméstico y las rentables exportaciones estimadas en 3.000 millones de litros en 2012, de acuerdo a un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, informó la agencia Reuters.

No es la primera vez que España amenaza con limitar las importaciones de este producto por las presiones de los cabilderos de la industria. En 2010, antes del problema con la expropiación de las acciones de Repsol en YPF, se vio el primer intento.

'De cualquier forma, los productores locales de Argentina saben que si se restringe la importación, podrán cambiarse a otros mercados', decía el informe estadounidense.

España importó 720.000 toneladas del biocombustible el año pasado, más de la mitad de procedencia argentina, porque sus plantas solo están produciendo un estimado del 14% de su capacidad.

TEMAS


Argentina