España limitará los sueldos recibidos por los presidentes de los bancos

Madrid_ El ministro de Economía de España, Luis de Guindos, anunció que el Consejo de Ministros aprobó ayer el Real Decreto Ley de Saneamiento del Sector Financiero, que incluye cuatro puntos: el saneamiento de los balances; la reestructuración del sector y la limitación de los sueldos de las entidades intervenidas por el gobierno.

La nueva norma establece que las entidades financieras intervenidas tendrán que limitar el sueldo anual total de los consejeros no ejecutivos a un máximo de 50.000 euros (US$66.000). Los consejeros y la alta dirección no podrán recibir sueldo variable y su sueldo fijo no podrá superar los 300.000 euros (US$395.000), lo que supone un descenso de hasta el 75% frente al promedio actual.Las entidades que hayan recibido préstamos públicos, no podrán pagar más de 100.000 euros (US$132.000) anuales a sus consejeros no ejecutivos. Para los ejecutivos y la alta dirección, la remuneración fija tendrá un límite máximo de 600.000 euros (US$790.000) al año.Los bonos de la alta dirección de las entidades ayudadas quedan suspendidos. La decisión se podrá revisar dentro de tres años, en función de los objetivos conseguidos. Según el ministro, de esta forma se garantiza justicia para aquellos ejecutivos que han llegado a estas cajas para reflotarlas y consigan cumplir con esta tarea.De Guindos recordó que, a raíz de la crisis, en todo el mundo se han ido poniendo límites a las retribuciones de los banqueros. En 2011 se dio al Banco de España la facultad de limitar las remuneraciones de estos directivos.Entidades sistémicas y fusionesSobre las fusiones de entidades, De Guindos recordó los requisitos necesarios para que estas operaciones permitan acceder a los préstamos públicos y al extensión, hasta los dos años, del plazo para cumplir con las nuevas reglas de provisiones. “Tendrán que ser fusiones estructurales y no Sistema Institucional de Protección (SIP)” recordó el ministro de Economía.Ante el peligro de que la nueva oleada de fusiones fomente la creación de entidades sistémicas en la banca española, De Guindos aseguró que el Ejecutivo vigilará de cerca todas las operaciones y tendrá en cuenta los riesgos que supone cualquier movimiento corporativo que afecte a este tipo de entidad. Además, recordó que un límite a este tipo de operaciones ya existe en las leyes que regulan la Competencia.El responsable de Economía también recordó que el decreto prevé mecanismos que buscan garantizar que el crédito vuelva a fluir hacia el sector productivo. Así señaló que el plan de integración que tendrán que presentar las entidades que se fusionen tiene que contemplar un compromiso al menos de mantemiento de la concesión del crédito.Además, quien no comentó sobre casos particulares, afirmó que en la medida que las provisiones y la dotación de capital adicional restauren la confianza en los mercados, esa mejor financiación “se tiene que acabar reflejando en una puesta de disposición del crédito a las empresas y familias españolas”.Una reducción sustancial de sueldosLa medida de control de sueldos aprobada ayer afectará a entidades como Bankia, la cual pagó 2,3 millones de euros (US$3 millones) el pasado año a su presidente, Rodrigo Rato. Por su parte, a su consejero delegado, Francisco Verdú, le dieron 2,26 millones de euros (US$2,8 millones) anuales.Otra entidad, CatalunyaBanc, su presidente, Adolf Todó, pidió en 2008 una retribución total de 1,55 millones (US$1,9 millones) para recuperarla. Con la reforma del Gobierno, su sueldo bajaría US$395.000.Un caso más, NovaGalicia Banco. La entidad pagó 29,8 millones de euros (US$39,1 millones) a cuatro directivos que se marcharon entre diciembre de 2010 y octubre de 2011. El presidente , José María Castellano, solo podrá cobrar hasta 300.000 euros (US$395.000) al año.Ripe/ Diario Expansión

TEMAS


España