España logrará menos con el ajuste, de lo que pagará por los intereses de la deuda

Ripe

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llevó al Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado 2012, de los que ha dicho son ‘extraordinarios’ y ‘responden al gravísimo momento económico que atraviesa España’.

Montoro, que entregó a primera hora del martes el `libro amarillo` al presidente de la cámara, señaló que las principales medidas de estas cuentas se están aplicando desde enero. Su objetivo, según explicó, es 'cumplir con el objetivo marcado por compromisos europeos' y 'recuperar la confianza' sobre el país.

Además, el titular de Hacienda dijo que las cuentas 'no dañan' y 'no perjudican la esencia de la recuperación económica'.

Así, se da vía libre a la tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales del Estado, que comportan un ajuste de ?$27.300 millones, el mayor de la democracia. El primer `libro amarillo` de Mariano Rajoy incluye fuertes recortes ministeriales así como modificaciones del Impuesto de Sociedades y una amnistía fiscal, entre otras medidas.

Líneas básicas
Las cuentas públicas recogen un esfuerzo de consolidación fiscal total de ?$27.300 millones para paliar el déficit de la Administración central hasta un 3,5% del PIB para este año (del 5,3% del PIB para el conjunto de las Administraciones). El Ejecutivo prevé que el nivel de deuda pública alcance el 79,85 del PIB durante este año, frente al 68,5% y por encima del 60% que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo. Pese a ello, está 'por debajo el 90,4% que registrará de media la zona euro', asegura Hacienda.

Los intereses de esta deuda supondrán un desembolso de ?$28.848 millones para el Estado, lo que supone un 5,3% más (medida en términos de Contabilidad Nacional son ?$29.246 millones), y una cifra superior al ajuste previsto. El aumento se explica 'como consecuencia de la evolución de la deuda pública y de las condiciones de los mercados financieros', asegura el documento.

El tipo de interés medio previsto para la financiación es del 3,47%, frente al 4,07% de 2011. En total, la deuda en circulación este año será de ?$628.900 millones, según sus cálculos.

Por su parte, el presupuesto de los ministerios baja de media un 16,9%, hasta situarse en ?$65.803 millones. Los departamentos que presentan una mayor reducción de su presupuesto son Asuntos Exteriores y Cooperación (-54,4%), Fomento (-34,6%), Industria, Energía y Turismo (-31,9%) y Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (-31,2%).

Hachazos en el gasto
Los servicios públicos básicos sufren un ajuste del 9,2%; protección y promoción social del 3,9% y en sanidad, educación y cultura del 13,1%, entre otros. Destaca el recorte del 5,4% del gasto en prestaciones por desempleo, a pesar de que los Presupuestos incluyen una subida del desempleo hasta el 24,3% en 2012 (frente al 21% de media en 2011). La secretaria de Estado de Presupuestos señaló que el retroceso se debe a que no todos los parados reciben prestación.

También es muy brusca la caída del 62% de la gestión de Administración de la Seguridad Social y la del 32,3% de las políticas relacionadas con industria y energía, hasta un total de ?$1.897,06 millones de euros. El gasto social, que cae un 4,3% este año, hasta los ?$175.382 millones representa un 56,2% del gasto consolidado. En total, supone un ajuste de ?$7.908 millones, más de una cuarta parte del total.

Recortes también se sienten en la realeza
La asignación anual que recibe la casa real española disminuirá en 2012 un 2,01 % hasta US$11 millones de dólares, de acuerdo con los austeros presupuestos presentados ayer en el Parlamento por el gobierno de Mariano Rajoy.

El recorte de esta partida a lo largo de los dos últimos años asciende así al 7,19 %.
La Constitución española establece que el jefe del Estado dispone anualmente de 'una cantidad global para sostenimiento de su familia y de su Casa, y distribuye libremente la misma', motivo por el que en el proyecto de presupuestos únicamente figura la cantidad global que recibirá la Casa del Rey.