España no podrá cumplir metas de deuda y déficit 2012, 2013: FMI

España no logrará cumplir las metas de déficit y de deuda para este y el próximo año, dijo el lunes el Fondo Monetario Internacional, aunque advirtió que las proyecciones no toman en consideración el paquete de medidas de austeridad por 65.000 millones de euros (79.600 millones de dólares) anunciado la semana pasada.

En una actualización de su informe "Monitor Fiscal", el FMI estima que a pesar de las duras medidas implantadas por el Gobierno español, el año 2012 se cerraría con un déficit del siete por ciento del PIB frente al 6,3 por ciento previsto y un punto por encima de lo que el FMI proyectaba en abril.

Para 2013, el FMI pronostica un déficit fiscal del 5,9 por ciento del PIB, 0,2 décimas por encima de lo previsto por el organismo hasta ahora y frente al 4,5 por ciento pactado con Bruselas.

"A pesar del ambicioso paquete de recortes de gastos, la debilidad de los ingresos por la recesión y las presiones al alza en los gastos por los costos del desempleo, seguridad social y pago de intereses (…) apuntaban a un déficit del siete por ciento del PIB este año antes del anuncio de nuevas medidas realizado el 11 de julio", dijo el FMI en su informe.

Sin embargo, el paquete – básicamente fiscal- aprobado el pasado viernes, permitiría al Gobierno cumplir con sus compromisos de ser ciertas sus propias proyecciones que apuntan a incrementos de ingresos equivalentes a más del uno por ciento del PIB en 2012 y más del 2 por ciento en 2013.

En un informe semanal, la agencia de calificación de crédito Moody's valoró positivamente las medidas y dijo que hacen "más probable" alcanzar los nuevos objetivos comprometidos con Bruselas.

Adicionalmente, España todavía tiene pendiente la esperada reforma energética que previsiblemente también engrosará las arcas del Estado y afianzará los objetivos fiscales.

Deuda pública

Tras el acuerdo para recapitalizar la banca con hasta 100.000 millones de euros a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), el FMI estima que la deuda pública podría crecer hasta un máximo del 90,3 por ciento del PIB en el 2012 desde el 68,5 por ciento del 2011 y hasta el 96,5 por ciento en el 2013.

En este aspecto, el FMI recuerda que una vez que se establezca el Mecanismo Europeo de Estabilidad, el capital podrá ser inyectado directamente a los bancos, por lo que sus estimaciones son máximas.

TEMAS


Deuda - España - FMI