España recibirá entre 51.000 y 62.000 millones de euros para sanear la banca: Eurogrupo

Ripe

Los ministros de Finanzas de la zona euro han mantenido una conferencia en la que han explicado que está previsto que España reciba entre 51.000 y 62.000 millones de euros para recapitalizar la banca. Esta asistencia financiera saldrá del Feef mientras el fondo permanente (Mede) no esté activo.

Estas cifras coinciden con los cálculos de uno de los evaluadores independientes, Oliver Wymen, que precisamente aseguraba que en el peor de los escenarios los bancos españoles tendrían unas necesidades de capital extra de entre 51.000 y 62.000 millones. El montante de la ayuda estará en cualquier caso por debajo de los 100.000 millones de euros, que es el importe máximo del rescate bancario acordado por España con los socios europeos.

Además, en este encuentro en el que también ha participado el ministro de Economía español, Luis de Guindos, se acordó que los fondos para recapitalizar el sistema financiero español salga del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) hasta que el MEDE (fondo de rescate permanente) esté activo.

Esta elección no es trivial porque el Feef no es acreedor prioritario mientras el Mede sí según lo recoge su Tratado. Esto implica que los todos los inversores de deuda española tengan la misma prioridad de cobro, algo muy importante si se produjera una hipotética reestructuración de la deuda.

Por otra parte, el Eurogrupo ha asegurado que el Gobierno será plenamente responsable de cualquier tipo de ayuda que se le conceda por los instrumentos de emergencia de la zona euro.

Los fondos se pagarán al estatal Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), pero el Gobierno español será "completamente responsable y firmará el memorando de entendimiento", dijo el Eurogrupo.

En otro comunicado publicado al mismo tiempo, el Eurogrupo aprobó también la solicitud chipriota de ayuda y dijo que recibiría en breve la asistencia, ya sea del Feef o del Mede, una vez se estipulen las necesidades de fondos.

A cambio de la ayuda, que se espera que ascienda a unos 10.000 millones de euros, según funcionarios europeos, Chipre tendrá que comprometerse a realizar recortes presupuestarios y reformas estructurales, así como las medidas para fortalecer su sector bancario y financiero.

Estas han sido algunas de las cuestiones que han discutido hoy los ministros de Economía de la eurozona por teleconferencia.

La reunión se ha producido dos días después de que tanto España como Chipre solicitaran oficialmente al Eurogrupo asistencia financiera y 24 horas antes de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la que está previsto iniciar los trabajos para crear una unión bancaria.

TEMAS


España