España será el único gran país europeo que seguirá en recesión en 2013

Expansión

La contracción de la economía europea se extenderá al tercer trimestre y puede dar un modesto giro a finales de este año y principios de 2013, según la agencia de calificación Standard & Poor`s. España será el único gran país europeo que seguirá en recesión en 2013.

En un informe titulado 'No hay un carril rápido de salida de la recesión de Europa', la agencia sostiene que 'Alemania y otros países centrales del norte de la zona del euro deberían ver crecimiento del PIB débil este año, mientras que sus vecinos del sur -Italia, España y Portugal, son propensos a experimentar una verdadera recesión-'.

Standard & Poor`s considera que existe una probabilidad del 40% de que la economía de la eurozona sufra una 'verdadera doble recesión' en 2012, lo que implicaría una contracción del 2,5% del PIB de la región y del 4% en el caso de España.

De acuerdo con el escenario base, el PIB de Italia y de España se reducirá un 1,5% en razón de la debilidad de su demanda interna y del efecto de los ajustes presupuestarios, unidos a incrementos de la tasas de paro al 9,2% y al 24% de la población activa.

En 2013, cuando la progresión de la actividad en la eurozona será del 1% gracias en particular a Alemania (+1,5%) y en menor medida a Francia (1%), la economía italiana se mantendrá estancada (0%) mientras la española continuará en regresión (-0,5%), y su nivel de desempleo se agravará una vez más (hasta el 25%).

Según explica Jean-Michel Six, economista jefe de Standard & Poor`s , se cree que el fortalecimiento gradual de la demanda de los mercados emergentes debería proporcionar algún tipo de apoyo.

Además, la probabilidad de que los hogares recurran a sus ahorros debe reforzar el consumo en los países centrales de la zona euro (Alemania, Bélgica, Países Bajos,Luxemburgo y Francia).

Por otra parte, el Banco Central Europeo mantiene las tasas al mínimo aunque la inflación de la zona euro cedió a un 2,6%, ya que los renovados temores sobre España implican que el BCE no puede permitirse anticipar un alza de tasa o la salida de las medidas de estímulo.

Banco Central mantiene la tasa de interés
El Banco Central Europeo mantuvo las tasas de interés en un mínimo histórico del 1,0%, resistiendo la presión alemana de iniciar el proceso de salida de sus medidas de estímulo mientras éstas no generen un efecto pleno y apoyen una recuperación demasiado vacilante. Una serie de flojos datos económicos y renovadas preocupaciones por las finanzas públicas de España han reforzado las preocupaciones respecto a que el bloque monetario esté en recesión y que la crisis de deuda pueda resurgir.