España va por buen camino, dice el ministro de Finanzas alemán

Reuters

España está en el camino correcto para superar la recesión y recuperar la confianza de los inversores, y sus arcas públicas pueden aguantar el peso adicional del rescate bancario, dijo el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, en una entrevista al diario El País.

Aunque el ministro alemán aseguró que la carga adicional de deuda será soportable, agregó que la ayuda al sector bancario español no podrá ser directa hasta el próximo año, tras la creación de un supervisor bancario europeo.

"No funcionará sin un supervisor que controle a los bancos, su uso de las ayudas y el cumplimiento de las condiciones. Pero el organismo supervisor no entrará en funcionamiento este año. Eso es poco realista", dijo Schauble.

"Se equivoca el que vea en esto como una carga adicional. Además, las cifras fundamentales y la intención de reducir el déficit demuestran que no debemos exagerar el asunto. España va por el buen camino"

La zona euro ha concedido a España una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros para recapitalizar a los bancos débiles, golpeados por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

La ayuda, no obstante, tiene el inconveniente de que si se transfiere a través del Estado español elevaría la deuda nacional en 10 puntos porcentuales, lo que está llevando al mercado a castigar los títulos del Tesoro.

España espera que el ratio de deuda con relación al PIB esté a final de año en torno al 80%, en línea con la media europea, sin incluir el rescate bancario.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido del riesgo de que España pierda el acceso a los mercados internacionales de deuda mientras la desconfianza de los inversores respecto al estado de la economía y la indecisión de los dirigentes europeos llevan la rentabilidad de los bonos españoles a máximos históricos desde la introducción del euro.

El viernes, los bonos españoles a 10 años subían de nuevo por encima del 7%, un nivel considerado insostenible a mediano plazo y que ha marcado el momento de petición de rescate de otros miembros de la zona euro.

Se espera que la próxima semana Rajoy anuncie nuevas medidas de austeridad fiscal, que se sumarán a los 48.500 millones de euros que ya han puesto en marcha las administraciones públicas españoles.

El objetivo comprometido por España con la Unión Europea es reducir el déficit público al 5,3 por ciento a final de año, desde el 8,9% de 2011.

Esta meta será difícilmente alcanzable a juicio de muchos analistas ante los mayores costos de financiación y la gravedad de la recesión, que podría verse agravada por los recortes de gasto y alzas de impuestos, lo que ha avivado el temor de que España tenga que pedir un rescate completo.

"¿Por qué iba España a recurrir al fondo de rescate? Están haciendo lo correcto. Eso son especulaciones fantasiosas e irresponsables", dijo Schauble.

"España está haciendo mucho para salir del círculo vicioso y reforzar la confianza de los mercados. Superará el desarrollo recesivo de su economía", añadió.

TEMAS


España