Estos son y para esto sirven los medicamentos que más facturan en el mundo

Los treinta mayores fármacos por ingresos aportaron a los laboratorios US$162.000 millones en 2017, un 5,2% más. Abbvie, Celgene, Roche, Amgen y Pfizer tienen los superventas.

Expansión

Los fármacos para el cáncer, la artritis y la diabetes tienen cada vez más peso en la cartera de los laboratorios y en su cuenta de resultados. Los treinta mayores medicamentos por ingresos aportaron a las farmacéuticas US$162.900 millones ) el año pasado, un 5,2% más, favorecidos por su elevado precio ya que muchos de ellos mantienen una patente que les protege de la competencia.

La industria tiene 82 medicamentos que facturan más de US$1.000 millones, que suman US$262.000 millones de facturación, un 2,7% más, por la menor aportación de un antitumoral tras perder la patente y a algunos tratamientos para la hepatitis. Dieciséis de estos superventas están indicados para la artritis, el cáncer y la diabetes. Los avances en el tratamiento del cáncer, junto con el envejecimiento de la población y el estilo de vida, sobre todo, en los países occidentales, se reflejan en las ventas.

El fármaco que más factura pertenece al campo de la inmunología, Humira, para la artritis reumatoide (una enfermedad autoinmune caracterizada por la inflamación de las articulaciones), ingresó US$18.427 millones el año pasado para su dueño, la biotecnológica Abbvie, un 14,6% más. Dos tercios de las ventas de Humira, que supone el 65% del negocio de Abbvie, son en Estados Unidos, Más de 23 millones de personas en el mundo (unas 230.000 en España) padecen artritis reumatoide.

Crece la demanda
La demanda de fármacos para su tratamiento hace que haya cuatro medicamentos entre los treinta con más ingresos, tres en el top 10. Junto a Humira, en tercer lugar aparece Enbrel, que facturó casi 8.000 millones, un 11% menos. Amgen y Pfizer se reparten su comercialización. La primera en Estados Unidos y Canadá, donde las ventas cayeron un 9% y la segunda en el resto del mundo, donde bajaron un 16%.

Para Amgen es su principal blockbuster (24% del negocio), seguido del anticancerígeno Neulasta. Para Pfizer es la vacuna Prevenar 13, que es el 10% de sus ingresos. Johnson & Johnson, a través de su división farmacéutica Janssen, cuenta con otro antiinflamatorio para la artritis, Remicade, su superventas, cuya facturación retrocedió un 10%.

Pero la estrella son los tratamientos para el cáncer, uno de los grandes motores de futuro de la industria farmacéutica gracias a la innovación. El primero es Revlimid, para el miéloma, de Celgene. Sus ingresos subieron un 17% el año pasado, superando los US$8.100 millones y suponiendo el 63% de las ventas de la biotech americana.

Roche coloca tres de sus desarrollos entre los tres medicamentos con mayores ingresos, y los tres son tratamientos contra el cáncer, del que la farmacéutica suiza es uno de los grandes especialistas. Los más vendidos, MabThera/Rituxan y Hercpetin aumentaron su cifra de negocio un 1% y un 3%, respectivamente en 2017.

El tercero, Avastin, la redujo un 2%. Los tres representan el 51% de los ingresos de Roche, que confía en nuevos lanzamientos como Ocrevus (para la esclerosis múltiple) y en nuevas indicaciones de los antitumorales Tecentriq y Alecensa para compensar los ingresos perdidos por la competencia de copias más baratas.

Cuatro de los treinta fármacos (y quince de los ochenta con más de mil millones de dólares de ingresos) están dirigidos al tratamiento de la diabetes, una enfermedad que afecta a 425 millones de personas en el mundo, diez millones más que hace dos años. Sólo uno, sin embargo, figura entre los diez primeros, Januvia/Janumet de MSD, que, pese a caer un 3,5%, sigue siendo uno de los grandes hitos de la farmacéutica americana. La competencia ha afectado a Lantus, de Sanofi, que ha vendido un 19% menos.

Motores
Entre los compuestos que más suben sus ingresos, el anticoagulante Eliquis, que venden Bristol Myers-Squibb (BMS) y Pfizer. Facturó casi 7.400 millones de dólares en 2017, un 46% más, lo que le coloca en sexta posición. En el octavo, Xarelto, que ingresó un 11% más. Bayer, la propietaria de este anticoagulante oral utilizado en cardiología, lo comercializa en todo el mundo, excepto Estados Unidos, creciendo un 12,7%. En Estados Unidos, los derechos están cedidos a Johnson & Johnson. En el mercado americano las ventas se vieron afectadas por los descuentos, pero crecieron un 9,3%.

Destacan los fármacos para la esclerosis múltiple, un segmento en el que se están adentrando algunas empresas. Seis de ellos facturan más de mil millones de dólares y tres están entre los treinta primeros, encabezados por Tecfidera, de Biogen, que creció un 6,2%, hasta 4.200 millones de dólares. En el lado contrario, la Hepatitis C, con un comportamiento desigual. El tratamiento de miles de pacientes ha provocado una menor demanda de los fármacos, al ser una enfermedad que tiene cura en muchos de los casos. Gilead ha visto como los ingresos de Harvoni cayeron un 52%, compensado en parte con el crecimiento de Epclusa (+100,3%).

Más ventas de Botox y fármacos para el VIH
Allergan tiene en Botox uno de sus fármacos estrella, debido al crecimiento de la medicina estética. Aportó unos ingresos al grupo de 3.169 millones de dólares, un 13,7% más, mientras que el crecimiento de la cifra de negocio de Allergan se limitó al 9,4%. Dentro del ránking, destacan los medicamentos también para tratar el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), un retrovirus que ataca al sistema inmunitario. Siete de los 82 fármacos que facturan más de 1.000 millones de dólares se dirigen a curar esta enfermedad que, en sólo algunos casos, puede derivar en el síndrome de inmunodeficiencia adquirida(sida). Gilead comercializa cuatro de los siete, encabezados por Genvoya, que duplicó ingresos en 2017 (3.674 millones) y Truvada, que figuran en el top 30, y Atripla y Descovy. Dos son de GSK, Triumeq y Tivicay, que crecieron un 42% y un 47%, y uno (Isentress) a MSD, que cayó un 13%.

TEMAS


Pfizer - Amgen - Enbrel - Medicamentos