Extensión de recortes en los impuestos marcaría nueva batalla en el Congreso

Reuters

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió un año de extensión a los recortes impositivos de la era Bush para las familias que ganan menos de US$250.000 anuales en un intento por evitar a la economía el impacto del alza de los impuestos el 1 de enero. Pero es poco probable que se logre influenciar a los republicanos en el Congreso.

Estos han argumentado que para ellos los recortes de impuestos de Bush deberían extenderse a todos, incluidas personas de mayores ingresos.

El actual presidente demócrata ha impulsado lo que llama 'equidad impositiva' en su campaña para la reelección el 6 de noviembre, instando reiteradamente al Congreso a convertir en permanentes las reducciones impositivas para las familias con ingresos menores a US$250.000 por año.

Su contrincante republicano, Mitt Romney, ha sugerido al Congreso esperar hasta enero para actuar, cuando espera estar al frente del Gobierno de Estados Unidos.

Las reducciones impositivas establecidas por el antecesor de Obama, el republicano George W. Bush, expiran el 1 de enero si el Congreso no actúa, y son parte del problema fiscal que podría impactar en la economía estadounidense junto con profundos recortes de gastos automáticos.

Analistas advierten que el impacto de aumentar los impuestos y reducir el gasto federal podría dejar a la economía nuevamente en recesión. Robert Gibbs, importante asesor de campaña del presidente Obama, defendió el proceso de extensión propuesto como una forma de ayudar a los estadounidenses de medianos ingresos y propulsar la economía del país.

'Tenemos que seguir haciendo crecer a nuestra economía, necesitamos hacerla crecer desde la clase media', dijo Gibbs en el programa 'Today' de NBC.

'Los millonarios y multimillonarios no necesitan una reducción de impuestos. No están complicados en esta economía. Han estado bien incluso cuando la clase media ha estado apretada', agregó en una intervención televisiva.

El fin del período de exención impositiva marcaría lo que podría ser otra dura batalla partidaria en el Congreso de Estados Unidos, donde los miembros del partido republicano tienen mayoría en la Cámara de Representantes y los demócratas mantienen una estrecha superioridad en el Senado.

Políticos dejan ver sus posiciones en contra y a favor

El legislador Tom Price, miembro republicano de la Cámara de Representantes, dijo que aprobarían una ley en julio para preservar los recortes impositivos de Bush otro año más, una medida que señaló que Romney respalda.

Por su parte, el legislador demócrata Xavier Becerra dijo que su partido no respaldaría ninguna medida que no cumpla con los desafíos fiscales de la nación a largo plazo. 'Esas son leyes que no conducen a nada', dijo Becerra, refiriéndose a la legislación republicana de recortes de impuestos fijados por Bush que se busca extender.

 

TEMAS


Estados unidos