Falta de respaldo del gobierno obligó a Ocampo a renunciar a presidencia del Banco Mundial

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

El ex ministro de Hacienda de Colombia, José Antonio Ocampo retiró su nombre como candidato a la presidencia del Banco Mundial, luego de que los grandes países de las economías emergentes acordaran apoyar a un único candidato.

De acuerdo con lo dado a conocer por agencias de información internacional, el sondeo fue hecho entre los directores del BM que representan al Grupo de los 11 y quienes dieron su apoyo a Ngozi Okonjo-Iweala, ministra de Finanzas de Nigeria.

Cabe recordar que Ocampo fue postulado al cargo por Brasil, región que ocupa un segmento de los países de América Latina en el BM, y se quedó sin el apoyo del gobierno colombiano, que dio su respaldo a Angelino Garzón para presidir la OIT.

De acuerdo con Germán Nova, profesor de economía de la Universidad Nacional, 'lo más triste fue el manejo que le dio el gobierno al expresar que no apoyaba esa candidatura, lo que significó una condición para pretender que otro representante llegara a la OIT'.

Desde el BM, se esperaba que, hasta el lunes, Brasil, Rusia, India y China, que integran el foro conocido como BRICS y son las mayores economías emergentes del mundo, negociaran su apoyo a un candidato común a la presidencia.

Para Nova, 'esta designación significaba romper una tradición, porque el BM siempre ha sido designado a un estadounidense y el Fondo Monetario Internacional a un europeo.

Es por ello que campo se consideraba así mismo como la representación de 'un movimiento para lanzar candidaturas en países en desarrollo, por eso estoy en esta disputa'.

Luego de una reunión sostenida la semana pasada con Kim y Ocampo, Mantega expresó que el colombiano 'es un candidato muy bueno'. Sin embargo, el apoyo de Mantega no fue suficiente para el ex ministro, quien presentó su renuncia formal el día de ayer.

'Los BRICS queremos un candidato con la calificación técnica para ser presidente del Banco Mundial y que atienda principalmente los intereses de los emergentes porque el Banco no es para apoyar a los países ricos sino a los pobres', aseguró Mantega.

Por ahora, Okonjo-Iwla , única candidata de los países emergentes y en desarrollo, deberá prepararse para enfrentar en la carrera final al candidato norteamericano de origen coreano, Jim Yong-kim, la carta de Estados Unidos para dirigir el organismo multilateral y de quién se dice es el favorito para el cargo de la presidencia de la entidad internacional.