FED extendió operación Twist para abaratar intereses bancarios

Reuters

Expresando preocupación ante la tensión del crédito en los mercados financieros globales por la crisis de la deuda de Europa, la Fed decidió tras una reunión de dos días, extender su ‘Operación Twist’ mediante la compra de US$267.000 millones en bonos de largo plazo hasta fines del 2012.

La primera fase de la Operación Twist tenía previsto concluir a fines de este mes.

'Esta continuación del programa de extensión de vencimientos debería presionar a la baja las tasas de interés de largo plazo y ayudar a hacer las condiciones financieras más expansivas', dijo el comunicado de la Fed tras su encuentro de dos días.

El anuncio encontró una reacción mixta en los mercados financieros. Inicialmente las acciones bajaron pero luego pasaron al alza, mientras que los precios de los bonos subieron brevemente.

'Este es un paso pequeño. Probablemente es el menor de los instrumentos de alivio no convencionales que pudieron haber usado', dijo Ethan Harris, economista de Bank of America/Merrill Lynch en Nueva York.

Las contrataciones de los empleadores de Estados Unidos se frenaron fuertemente, la actividad fabril bajó y la confianza del consumidor se erosionó. La continua crisis de la deuda europea y la perspectiva de alzas impositivas y recortes del gasto público en Estados Unidos pesan sobre el panorama.

La economía creció a un ritmo de solo el 1,9% anual en el primer trimestre y la Fed dijo que prevé un crecimiento moderado en los próximos trimestres antes de un repunte 'muy gradual', una evaluación ligeramente más desfavorable que tras su último encuentro, en abril.

Los funcionarios del banco central estadounidense dijeron que prevén que la tasa de desempleo, que subió al 8,2% en mayo, baje 'solo lentamente'.

La Fed, que ha mantenido la tasa de interés interbancaria de referencia cerca del 0.5% desde diciembre del 2008, reiteró su expectativa de que las tasas seguirían 'excepcionalmente bajas' al menos hasta fines del 2014.

La Fed agregó que por la duración del nuevo programa, dejaría de reinvertir los ingresos derivados del vencimiento de los bonos del Tesoro en su cartera.

Reuters

TEMAS


FED