Firmas aprovechan ‘efecto Draghi’ para emitir deuda

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Tal como en una carrera de caballos, tan pronto como el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dio la señal de que compraría deuda a los países, la empresas españolas salieron a emitir deuda para financiarse en el mercado, sacando provecho de la rebaja que tuvo la prima de riesgo del país.

La cabeza de la autoridad monetaria europea cumplió con lo prometido al asegurar que comprará bonos de deuda soberana de los países en problemas, específicamente, España e Italia. El propósito era rebajar el interés que pagan estos para emitir deuda y así lo hizo al desinflar la prima española en 150 puntos básicos desde el anuncio.

Pero un beneficio extra es que las empresas que emitan deuda también saldrán ganando.

“Normalmente, los emisores corporativos nuevos colocan deuda a niveles de la tasa vigente. Si para entonces las prima está abajo, implica que las tasas de interés que tendrán que pagar estará abajo”, explicó Diego Fernando Ochoa, jefe de investigaciones de Profesionales de bolsa.

“Es bastante probable que unas empresas que se han visto obligadas recientemente a emitir papeles a niveles de interés muy altos traten de hacer una refinanciación sustituyendo la deuda vieja”, agregó.

Las empresas que más se aventuraron a aprovechar este beneficio fueron los grandes bancos como Santander y Bbva. Pero otras firmas como Telefónica, Banesto, Iberdrola y Gas Natural no perdieron la oportunidad para lanzarse al mercado, como no lo habían hecho en algunos meses.

Iberdrola, considerado el primer grupo energético español por capitalización, emitió deuda por €$750 millones. Gas Natural, por su parte, también decidió volver al mercado de deuda que no había visto desde marzo.

“Al escuchar la noticia de que el banco central va a comprar bonos, cuando cae la tasa, las empresas se pueden endeudar a menor costo”, dijo Nicolás González, analista de Interbolsa.

Pero los más beneficiados por la actuación del BCE son los bancos. El Bbva recibió una demanda en sus bonos de €$2.000 millones, por sus títulos a tres años, mientras que para Santander fue de €$5.000 millones la semana pasada, al mismo tiempo que Draghi hacía su anuncio.

“Las declaraciones del BCE dan mejores expectativas. Es positivo para los bancos porque tienen necesidades más grandes de recapitalizarse. Ahora pueden suplir esas necesidades de financiamiento que tienen, sin que tengan que recurrir a los créditos públicos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob)”, explicó Vanessa Santrich, analista internacional de Ultrabursátiles.

Pero el gobierno mismo no se quedó atrás. Aprovechando la reducción en el interés que debía pagar, el estado emitió letras por €$6.000 millones con el fin de reforzar los recursos del Frob de €$9.000 a €$15.000 millones de euros, según informó la agencia Reuters.

Todos estos noticias hacen sospechar que parte de las intenciones que tenía el presidente del BCE, al insistir por la compra de deudas también tenía en cuenta las necesidades de las empresas privadas. “Es claro que dentro de los objetivos que tenía el BCE era reducir la prima y garantizar el acceso a los emisores corporativos de manera que se pudiera reducir el impacto negativo sobre el sector real y la generación de empleo. Pero leer la mente del BCE es complicado”, dijo Ochoa.

“(Draghi) no solo estaba estimulando al merado soberano sino a las economías. No lo hicieron explícitamente, pero sabía que tendría repercusión en las empresas”, dijo González.

Aún falta concretar si el gobierno español va a pedir un rescate a la Unión Europea para que el BCE empiece a comprar bonos.

Deuda española en manos extranjeras quedó en mínimos

La cantidad de deuda española que tienen los inversionistas extranjeros cayó a finales de julio a €$194.573 millones, su nivel más bajo desde el inicio de la crisis en 2008, según revelaron datos de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera de España, a causa de la desconfianza que se tenía al país.

Lo que dicen esos datos es que los acreedores no residentes en el país redujeron de forma notable el volumen de deuda española en sus carteras, ya que hace un año, en julio de 2011, poseían el 54% del total de la deuda. Este año, la cifra llega apenas a 34%. La caída más grande se vio en los últimos doce meses y coincide con el dramático aumento de la prima de riesgo del país.

Las opiniones

Diego Fernando Ochoa
Jefe de investigaciones de Profesionales de Bolsa

“Al garantizar el acceso a los emisores corporativos, el BCE reduce el impacto negativo que ha tenido la crisis sobre el sector real y la generación de empleo”.

Nicolás González
Analista internacional de Interbolsa

“(Draghi) no solo estaba estimulando al merado soberano sino a las economías. No lo hizo explícitamente, pero sabia que tendría repercusión”.

TEMAS


Mario Draghi