Fitch bajó la calificación de Grecia tres escalones, a un paso del ‘default’

Ripe

El acuerdo para el rescate griego no evita que Fitch haya bajado tres escalones el ráting del país heleno, desde CCC hasta C, el nivel más bajo justo antes de al situación de insolvencia. La agencia valora que “el default es altamente probable en el corto plazo”.

La calificación crediticia de Grecia prácticamente ha tocado fondo. La rebaja de Fitch deja su ráting en C, el nivel más bajo dentro del 'bono basura', y que indica una situación cercana a la insolvencia.

Por debajo de este ráting solo aparece la situación de insolvencia y la de impago. De hecho, la propia agencia estadounidense recuerda que este ráting "indica que el default es altamente probable en el corto plazo".

Consecuentemente, los analistas de Fitch dejan la puerta abierta a un nuevo deterioro en su calificación crediticia, al nivel de RD (situación de insolvencia) o D (default).

El acuerdo de reestructuración de la deuda griega sellado esta semana incluye una quita del 53,5%, aunque implica una pérdida real superior incluso al 70%.

Justamente hoy el Gobierno heleno ha revisado al alza el déficit fiscal previsto para 2012 y lo ha elevado del 5,5% al 6,7%, teniendo en cuenta las perspectivas de recesión en el país heleno.

El presupuesto para este año, votado el pasado diciembre en el Parlamento, preveía un superávit primario de las cuentas griegas del 1,1% que, después del pago de la deuda y sus intereses, se convertiría en un déficit del 5,5%.

Sin embargo, según un comunicado gubernamental publicado hoy, las negativas perspectivas de crecimiento han obligado a revisar estas cifras y ahora se considera que el superávit primario no excederá el 0,2%, lo que supondrá un déficit al término del año de un 6,7%. Un portavoz del Ejectuvio alemán indicó que el cambio no implica modificaciones en el paquete de rescate pactado al comienzo de semana.
 

TEMAS


Fitch - Grecia