Fuerte caída de Tesla en bolsa tras el accidente de un Model X

Fenalco

La acción cayó ayer 8% en Nueva York, mientras que hoy se deja 7%.

Diario Expansión

El accidente del Tesla Model X provocó que el coche se incendiara. Además Moody’s ha bajado la calificación de la compañía a bono basura.

Tesla cae de forma estrepitosa en Bolsa tras conocerse que un Model X tuvo un accidente en el que su conductor resultó muerto la pasada semana. La acción cayó ayer 8% en Nueva York, mientras que hoy se deja 7%.

El valor de la compañía americana que fabrica vehículos eléctricos es muy sensible a este tipo de noticias. De momento no se saben las causas del accidente. El problema es que tras el impacto el vehículo salió ardiendo. Por otro lado, está todavía bajo investigación el hecho de que el vehículo pudiera haber ido en modo Autopilot (autopilotado) en el momento del accidente.

Tesla lamentó la muerte del conductor de 37 años y dio las condolencias a la familia. También dijo que está colaborando con las autoridades pero que de momento “no hemos recopilado los datos del vehículo”. Afirmó con respecto a las baterías que “el paquete de baterías de Tesla está diseñado de tal forma que en la extraña circunstancia de que un fuego ocurra, éste se extendería de forma lenta de modo que los pasajeros tengan mucho tiempo para salir del coche”. Y añade que “accidentes serios como este pueden causar fuego independientemente del tipo de coche”. Y añadió que “los mil millones de millas realizadas por los Tesla con datos reales de los conductores muestran que un coche de combustión interna convencional en EE.UU. tiene cinco veces más probabilidades de arder que uno de nuestros modelos”.

Ahora bien, tras el atropello mortal que realizó un prototipo de vehículo autónomo de Uber en Tempe (Arizona), la investigación ahora se centra en la posibilidad de que el Model X siniestrado fuera con el Autopilot accionado. Es decir, un sistema por el que el vehículo acelera, frena, mantiene una velocidad constante y la distancia con el vehículo que le precede y toma las curvas. Tesla insiste en que todavía no tiene los datos y en que “una revisión independiente hecha por el Gobierno de EE.UU. hace más de un año dijo que el Autopilot reduce en  40% los accidentes”. “Esto no significa que prevenga completamente los accidentes -tal estándar sería imposible-, sino que hace menos probable que ocurran”.

Bono basura
Al accidente hay que añadir que la agencia Moody’s rebajó la calificación crediticia de Tesla a B3, es decir, a bono basura. El problema según los analistas para Tesla es cómo va a afectar este accidente a su reputación. De momento, en Bolsa, los inversores recelan de la compañía. Tesla tiene 230 millones de dólares en bonos convertibles que vencen en noviembre de 2018 y otros por valor de US$920 millones en marzo de 2019. Los analistas temen que el accidente pueda afectar a la reputación de Tesla, aunque no saben cuánto.

La acción de Tesla alcanzó el máximo de este año el pasado 26 de febrero cuando cerró a US$357,42. Un mes después se ha dejado por el camino 100 dólares, un 29% de su valor.

Esto ha hecho que General Motors vuelva a ser el fabricante de automóviles con mayor capitalización bursátil con 49.000 millones por los 43.700 millones de Tesla. Tercera sería Ford, con US$42.900 millones.

Además, Tesla ha informado de nuevos retrasos en las entregas del Model 3 cuya versión básica no se venderá en EE.UU. hasta final de este año y a Europa es muy difícil que este modelo llegue antes de 2019, cuando lo prometido era este año.

TEMAS


Transporte - Nuevos vehículos