G-20 se comprometió a duplicar recursos del FMI contra la crisis

Reuters

El Grupo de los 20 países desarrollados y emergentes prometió ayer aportar más de US$430.000 millones para potenciar el poder de fuego del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ayudarlo a evitar un contagio a otros países de la crisis europea.

El acuerdo duplica los recursos del FMI y le permite alcanzar la meta trazada por la directora gerente de la institución, Christine Lagarde.

'Hay compromisos firmes para incrementar los recursos disponibles para el FMI en más de US$430.000 millones , adicionales al incremento de las cuotas en el marco de la reforma del 2010', dijeron los ministros de Finanzas del G-20 en un comunicado conjunto.

A su vez, Australia, Singapur, Corea del Sur y Gran Bretaña prometieron aportar recursos en el marco del plan global para reforzar los recursos de la institución frente a la crisis europea.

'El FMI juega un rol esencial para apoyar la estabilidad de la economía global, de la cual todos nos beneficiamos', dijeron los cuatro países en un comunicado conjunto.

Australia aportará US$7.000 millones, Singapur US$4.000 millones, Corea del Sur US$15.000 millones y Gran Bretaña otros US$15.000 millones.

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, dijo que los esfuerzos globales para potenciar los recursos del FMI eran una importante señal: 'pienso que esto muestra que el mundo puede actuar junto y cumplir las promesas hechas el año pasado'.

Brasil, Rusia, India y China, los gigantes emergentes conocidos como Bric, también se comprometieron a aportar al aumento de capital del Fondo, aunque todavía no han especificado los montos exactos de sus contribuciones, dijo ayer Lagarde.

La directora sostuvo que espera que el llamado cortafuegos del FMI genere una mayor estabilidad económica global y dé espacio a los gobiernos para que aborden sus necesarias reformas estructurales. Asimismo, sostuvo que el amplio conjunto de herramientas de política económica aplicado en Europa para enfrentar su crisis de deuda es suficiente.

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, por su parte, ratificó la contribución de los Brics pero dijo que estos países acordaron fijar los aportes para el Fondo en los próximos dos meses, dependiendo de las reformas que se realicen a las cuotas de representación de cada una de las naciones miembros del FMI.

Precio de alimentos es obstáculo para reducir la pobreza
Los altos precios de los alimentos son un impedimento para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que consisten en recortar la pobreza extrema y el hambre en todo el mundo para 2015, según afirmó un reporte del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Según los organismos, los países en desarrollo están retrasados en los objetivos globales relacionados con la comida y la nutrición, y la mortalidad infantil y materna, todavía en niveles inaceptables.

TEMAS


FMI