General Motors Co. ignora al presidente Donald Trump y fabricará el todoterreno Blazer en México

El nuevo modelo de tamaño medio, y más grande que el Equinox, más pequeño que el Traverse, saldrá a la venta a principios del próximo año.

Bloomberg

GM revivirá un modelo que desapareció en 1994 cuando el SUV cuadrado tipo camioneta pasó a llamarse Tahoe. El mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos dijo que el SUV se ensamblará en su planta de Ramos Arizpe, en México.

El lugar escogido podría ser polémico. Trump viene presionando a los fabricantes de automóviles para que creen más empleos en Estados Unidos amenazó con romper con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y puede estar preparándose para aplicar un arancel de 25% a todos los autos importados para recuperar el trabajo de ensamblaje perdido a manos de México y otras partes del mundo. La decisión de GM fue duramente criticada por el sindicato United Auto Workers, que apoyó la investigación de Trump sobre las importaciones de vehículos.

“Esta noticia de que el emblemático modelo Blazer se fabricará en México es decepcionante para las familias y comunidades del UAW en todo el país”, dijo en un comunicado Terry Dittes, vicepresidente del Departamento de la UAW en GM. “Todo esto se da mientras los trabajadores de UAW-GM aquí en Estados Unidos son despedidos y están desempleados”.

Discurso seductor

El presidente sedujo a los votantes de la clase trabajadora en parte lamentándose por la pérdida de empleos en las fábricas estadounidenses y culpando de ello al comercio desleal con otros países.

“Después de muchas décadas de perder sus trabajos a manos de otros países, ¡han esperado lo suficiente!”, tuiteó Trump en mayo, antes de ordenar al Departamento de Comercio que investigue si los automóviles importados representan una amenaza para la seguridad nacional. El mandatario también les dijo a los máximos ejecutivos de la industria automotriz el mes pasado en una reunión en la Casa Blanca que quiere que construyan más vehículos en Estados Unidos.

GM eligió hacer el Blazer en México porque la compañía planeó el vehículo hace años, cuando todas sus plantas productoras de SUV funcionaban con tres turnos, dijo la portavoz Katie Amann. La fábrica de Ramos Arizpe era la única planta de ensamblaje con suficiente capacidad para hacer el Blazer, agregó en una entrevista telefónica.

El Blazer probablemente encuentre compradores ansiosos, dijo Jeremy Acevedo, gerente de análisis de la industria en Edmunds, una empresa de investigación del mercado automotor.

“A los compradores de automóviles les encanta el regreso de un nombre familiar, y Chevrolet está escogiendo un momento ideal para recuperar el Blazer”, dijo Acevedo en un correo electrónico. “Un Blazer de cuatro puertas es exactamente lo que los compradores quieren y con lo que le faltaba a Chevy en su línea de modelos”.

TEMAS


General Motors - Estados unidos - Donald Trump - Guerra Comercial Trump - Presidencia Trump - Trump Economics