Gobierno aprobó crear el ‘banco malo’ y desbloqueó la ayuda financiera

Ripe

España aprobó una nueva reforma bancaria que contempla la creación de un gestor para los activos tóxicos del sector, el denominado “banco malo”, y desbloquea la ayuda de hasta €100,000 millones US$125,000 millones garantizada por Europa para la industria financiera española.

El Banco de España y el estatal Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) serán los directores de la entidad a la que se traspasarán los activos de difícil cobro, en principio las entidades nacionalizadas, aunque otras también podría acabar pidiendo en mayor o menor medida una parte del apoyo europeo.

La reforma fija también un coeficiente de capital de al menos el 9%para la banca y establece nuevas normas para la comercialización de las participaciones preferentes, un instrumento financiero usado por la banca para captar capital, pero que ha dejado atrapados a miles de inversores con unos activos virtualmente ilíquidos.

“Este gobierno ha diseñado con la voluntad de que sea una norma completa y dé solución a las crisis bancarias”, dijo la vicepresidente del Gobierno Soraya Sáenz Santamaría.