Gobierno argentino pide que Cencosud devuelva terreno donde planea emblemática obra

Diario Financiero

Fue en mayo del año pasado cuando se conoció el proyecto en cartera más ambicioso de Cencosud: el desarrollo de un complejo comercial y habitacional en Argentina, específicamente en la zona norte de Buenos Aires.

En un paño de 20 hectáreas, el retailer liderado por el empresario Horst Paulmann busca levantar un centro comercial, tres torres de 14 pisos y seis condominios habitacionales de 4 pisos cada uno. Esto último implicaría el debut del holding en este segmento de negocio.

No obstante, la iniciativa aún no muestra avances.

El proyecto ha enfrentado dificultades a raíz del plan regulador comunal de San Isidro –sector donde se emplazará-, que no permite desarrollo comercial en el terreno, a lo que se suma el proceso de obtención de los permisos ambientales.

Pero todo esto sería el menor de los problemas para el holding.

¿La razón? Cencosud enfrenta un intenso, y hasta ahora hermético litigio con la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) de Argentina -organismo símil al Ministerio de Bienes Nacionales-, que presentó en octubre de 2016 una demanda en contra del grupo con el objetivo de que el paño vuelva a manos del Estado, acción judicial que fue ampliada en mayo de 2017.

El terreno pasó a manos de Cencosud tras una licitación en 1996: pagó US$ 22 millones, más US$ 4 millones para sanear el paño, pues allí operó una firma estatal dedicada a la gestión de aguas servidas.

El punto clave de la demanda es uno solo: el contrato mediante el cual Cencosud adquirió el terreno establecía la “condición esencial” de destinar el inmueble al desarrollo de un proyecto urbanístico. Sin embargo, pasaron años sin que se moviera una sola piedra, dice la AABE.

Según expuso en su demanda, ello implicaría un incumplimiento que tendría como consecuencia “la revocación del dominio de Cencosud SA sobre el inmueble”.

“La demandada no ha procedido a la ejecución de las obras del proyecto urbanístico en los plazos comprometidos (…) incumpliendo así con la norma contractual que definió la condición esencial de la operación”, sostiene el organismo. De hecho, afirma que la revocación no requeriría “un acto jurídico o administrativo que así lo declare, correspondiendo la escrituración y reinscripción del inmueble a nombre del Estado Nacional”.

Así, el resultado del litigio podría echar abajo el ambicioso proyecto, que implicaría una inversión de US$ 600 millones.

Cencosud se defiende
El juicio, que está radicado en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Federal del país trasandino, está cada vez más cerca de un fallo.

En mayo de este año, el holding contestó a la demanda. Afirmó haber cumplido las exigencias contractuales, al destinar el proyecto “al desarrollo del plan urbanístico ofertado, de acuerdo con la normativa municipal vigente”.

Sin embargo, dijo haberse “visto impedida de llevar a cabo el desarrollo inmobiliario previsto, principalmente por el dictado de normas provinciales y municipales contradictorias –a punto tal que tuvo lugar un juicio entre el municipio y la provincia- así como la falta de habilitación municipal de los planes de demolición”.

Afirmó que desde 1999 la empresa se ha visto constantemente “privada por parte de la administración –provincial y municipal-, de avanzar con el proyecto pactado”. Incluso recordó que en 2008 se celebró un acuerdo conciliatorio con dichas partes, con el que habrían puesto fin a sus diferencias.

También dejó entrever un vacío en los argumentos del organismo estatal: en ningún momento se precisó en el contrato a qué altura debe comenzar exactamente con las obras del proyecto.

En los archivos del juicio, se consigna que el mismo Horst Paulmann ha declarado en representación de la empresa, que fundó en 1963.

Recientemente, vecinos de San Isidro pidieron al municipio paralizar el proyecto, a la espera de que se falle respecto al litigio.

Consultada la empresa, no se refirieron a la disputa.

TEMAS


Cencosud - Argentina - Economía argentina - Mauricio Macri - Centros Comerciales