Gobierno busca una alianza entre Repsol y Pemex como el fin de ayudar a la española en la crisis de YPF

Ripe

El Gobierno mexicano parece dispuesto a tener un papel relevante en la crisis de YPF.

El Estado mexicano, que controla el grupo Pemex, ha tendido la mano a la dirección de Repsol para ayudarle a buscar una salida a los problemas en Argentina, donde se enfrenta a la expropiación de su filial YPF. Pero el Gobierno mexicano quiere algo a cambio. Exige que la dirección de Repsol transforme en hechos concretos el acuerdo de intenciones que firmó con Pemex el 25 de enero para una alianza comercial e industrial de ambas compañías. Este acuerdo debía servir para poner fin a la guerra que la dirección de Repsol desencadenó contra Pemex en agosto de 2011.

TEMAS


Gobierno