Gobierno de Japón expropiará la planta nuclear que causó emergencia en Fukushima

Agencias

Japón inyectará fondos públicos a la eléctrica Tepco, propietaria de la accidentada central nuclear de Fukushima, lo que la colocará temporalmente bajo control estatal, informó el ministro de Industria, Yukio Edano.

La inyección de un billón de yenes forma parte de un plan de reestructuración a 10 años que ayer recibió el visto bueno del titular de Industria y que está diseñado para solventar los aprietos económicos que atraviesa la mayor eléctrica de Japón tras el desastre en Fukushima.

El suministro de dinero público debe ser ahora aprobado por la junta de accionistas de la empresa, programada para junio, al igual que la decisión de ceder el 50% del control del consejo de administración de Tokyo Electric Power (Tepco) al Gobierno.

Bajo control del Estado, una situación que según Edano se prolongará al menos entre uno y dos años, Tepco deberá centrarse en tres tareas básicas: abonar las indemnizaciones a los afectados por el accidente, desmantelar los reactores de la central y mantener un suministro eléctrico estable. 'Espero que Tokyo Electric trabaje para recuperar la confianza del público', dijo Edano, quien manifestó la necesidad de que Tepco sea más transparente en medio de las críticas por no haber proporcionado información completa ni oportuna sobre el desastre.

Tepco fue la causante de la emergencia nuclear de Japón en 2011 tras el fuerte terremoto y posterior tsunami que devastaron la costa noreste del país.