Las dos movidas claves que hizo el gigante tecnológico Google durante un día

Google promete ayudar a combatir las noticias falsas.

Diario Expansión

Google ha lanzado hoy la plataforma Google News Initiative (GNI), en la que invertirá US$300 millones  durante los próximos tres años, con la que busca fortalecer el periodismo de calidad, acercar los modelos de negocio al crecimiento sostenible y facultar a los medios con innovaciones tecnológicas, según anunció en su blog corporativo.

El célebre buscador de Internet asegura que con esta iniciativa pretende ayudar a “diversificar los canales de ingresos” de los medios con un servicio llamado “Subscribe with Google”, que facilitará a los usuarios, con una cuenta en la plataforma, comprar su suscripción directamente con los datos personales y bancarios asociados a ella.

Entre los medios que se han adherido a esa iniciativa están Le Figaro, Financial Times, La Nación, The New York Times, Reforma, The Telegraph o The Washington Post, entre otros, aunque la compañía prevé que se unan más.

La editora estadounidense McClatchy, que tiene una veintena de diarios en varios Estados, probó la herramienta mientras estaba en desarrollo y su máximo responsable, Craig Forman, explicó que ayuda a “crear una manera simple y sin estorbos de recibir nuevos suscriptores”.

Google desarrolla también, como parte de GNI, una herramienta llamada Propensity to subscribe, que utiliza la inteligencia artificial para reconocer a suscriptores potenciales, y añadirá un panel en Google Analytics para ayudar a los medios en el análisis de las audiencias.

“Nuestra misión de construir un mundo más informado está inherentemente asociada al trabajo de los periodistas y los medios” destacó Google, que apuntó a los “intereses de negocios compartidos” entre ambas partes.

El gigante tecnológico desgranó que, durante el último año, pagó US$12.600 millones a organizaciones periodísticas y condujo sin coste alguno 10.000 millones de clics a sus páginas “web”.

No obstante, Google lamentó que sus inversiones y proyectos colaborativos en la industria periodística “pueden no ser suficientes”, porque “se está volviendo cada vez más difícil distinguir qué es verdad (y qué no) en internet”, mientras siguen cambiando los modelos de negocio y la tecnología evoluciona.

Por eso, la compañía anunció que ha “entrenado” a sus sistemas para que reconozcan situaciones de “noticias de última hora” (“breaking news”) y ajusten su contenido para dar relevancia a las fuentes fidedignas y no a los “malos actores” que desinforman.

“También trabajamos directamente con organizaciones periodísticas para combatir la desinformación”, agregó Google, que lanza el proyecto Disinfo Lab junto a la Universidad de Harvard para combatir informaciones engañosas durante “elecciones y últimas horas”.

Unidad Editorial y Google, unidos por el periodismo de calidad
En España, Unidad Editorial, empresa editora de Expansión, El Mundo y Marca, entre otros medios, participa ya con el gigante tecnológico. Google y Unidad Editorial dieron en 2017 un paso conjunto en su apuesta por el periodismo de calidad e innovación.

El pasado mes de diciembre, el gigante tecnológico anunció su apoyo, a través del proyecto Digital News Initiative (DNI), al programa UE Content Intelligence, una iniciativa basada en un concepto más profundo y específico del big data que permitirá adquirir un mayor conocimiento de la vinculación entre los contenidos publicados en los medios del grupo y el lector final.

El proyecto, de una duración estimada de 15 meses, beneficia al lector al dar mayor relevancia visual y jerárquica a aquellas informaciones en las que muestre más interés.

A través del análisis de palabras, expresiones y temas, UE Content Intelligence permite seleccionar contenidos cada vez más a medida del usuario final, sin conducirle por una vía unidireccional, sino permitiéndole crear sus destacados y diferenciar su experiencia final de lectura haciéndola única.

Por otro lado, Google compró el Chelsea Market, el emblemático edificio del barrio de Chelsea, en Nueva York, por US$ 2.400 millones, tras haber adquirido en el 2010 otro edificio enfrente por US$1.770 millones.

Google ocupa ya parte importante de las oficinas del Chelsea Market, sobre todo para su filial YouTube, situadas en varios pisos de esta vieja fábrica de galletitas del grupo Nabisco, construida en 1913 por el arquitecto Albert G. Zimmerman.

El gigante de internet indicó que trabajaría con la empresa inmobiliaria Jamestown, propietaria del Chelsea Market desde 2003 y que continúa administrando el espacio situado en la planta baja, según un comunicado publicado el martes por Jamestown.

Este patio de tiendas y comidas, que reúne a decenas de pequeños restaurantes de comida rápida y otros más refinados, se convirtió en una atracción turística de Chelsea y del barrio adyacente del Meatpacking District desde comienzos del año 2000.

Durante la compra de 75% del edificio en el 2003, éste fue valorado en unos US$ 280 millones. En 15 años, impulsado por la disparada de los precios inmobiliarios en Nueva York, su valor se multiplicó más de ocho veces.

El edificio, que ocupa una manzana entera y tiene 110,000 m2, integrará el portafolio de activos inmobiliarios de Google, que ya había comprado en el 2010 el edificio de enfrente, una construcción histórica de 275,000 m2 construida en 1932, para instalar allí sus oficinas.

TEMAS


Tecnología - Google - Periodismo